El pasado 16 de marzo el MTC, publicó en el diario oficial El Peruano, la resolución del Contrato de Concesión del Proyecto “Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica: Cobertura Universal Norte, Cobertura Universal Sur y Cobertura Universal Centro”, con el Consorcio TV Azteca por la causal de razones de interés público debidamente fundada. Convocándose a una Audiencia pública virtual, para este 17 de mayo de 2021.

Lo curioso del caso y tener que ver este desenlace que retrasa la urgente conectividad para la educación y otros servicios, fue visto sin solución por la exviceministra Victoria Nakagawa, quien fue gerente de Regulación en Azteca antes de ser viceministra.

Fue un 23 de diciembre de 2013, cuando era responsable del MTC, Carlos Paredes, que se entregó la buena pro a esta empresa mexicana. La concesión de la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica consiste en el diseño, despliegue y operación de una red de fibra óptica de más de 13 mil kilómetros que conectará a Lima con 22 capitales de región y 180 capitales de provincia. El monto de inversión estimada en ese entonces fue US$ 323 millones (inc IGV).

Esta Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica es el complemento para las bandas de tecnología 4G LTE, por la calidad y cantidad de datos que se podrá transmitir a altas velocidades. De acuerdo al proyecto, una vez que se despliegue la Red Dorsal en el país se reducirán los costos de acceso a internet hasta en un 80%, sin embargo y al más puro estilo de película de ciencia-ficción, seguimos en nada y por lo tanto la tan voceada digitalización del país seguirá esperando hasta que las prebendas y los manejos soterrados en estos contratos se aclaren y se sancione a funcionarios corruptos que hacen daño a la educación, salud y economía y sobre todo al avance en Ciencia y Tecnología, que necesita nuestro país.