La pandemia del Covid-19 ha resultado todo un reto en el mundo, no solo a nivel económico y político, sino también a nivel electoral. A diferencia de otras campañas políticas, los candidatos a la Presidencia y al Congreso deberán hacer uso máximo de las redes sociales quienes serán las nuevas protagonistas en este escenario de campaña, ya que actividades que antes se podía llevar a cabo como mítines, eventos, paseos por calles, ahora presentan una amenaza para la salud pública.

Según Adriana Necochea, directora de Sakkana Comunicaciones, casi la mitad de la población mundial cuenta con redes sociales con 3,200 millones de usuarios, mientras que en nuestro país llega a 11.5 millones, donde 96% prefieren Facebook y 42% Instagram, de acuerdo a un estudio de Ipsos en setiembre del año pasado. Esa cifra se ha incrementado a raíz de la pandemia. La nueva normalidad trajo consigo muchos cambios, como la aceleración de la digitalización que en este caso específico, cambiará la manera en la que se venía desarrollando las campañas políticas en el Perú.

Ahora, el reto de los consultores políticos será la articulación de una campaña electoral que, en medio del caos, alcance la aceptación de los votantes, mediante la sinergia de la creatividad y las nuevas tecnologías que trae consigo la digitalización, con el social media, social listening, entre otras herramientas que nos trae el mundo online. Redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, Linkedind, Tik Tok, entre otras, serán las protagonistas para las campañas electorales. Adicionalmente, se dará más impulso a las campañas de marketing directo. El mensaje llegará a los ciudadanos por medio de e-mail marketing, newsletter, messenger, chatbots y sobre todo por WhatsApp.