Cada vez que asumimos un rol directivo en una compañía, ya sea en áreas operacionales, administrativas o comerciales, siempre  tenemos como meta el superar lo logrado al momento, compararnos con los resultados históricos y lograr marcar la diferencia. Esto era una realidad inevitable hasta hace poco más de un año, pero, ¿cómo haremos ahora para compararnos a datos históricos de una compañía si prácticamente todas las condiciones del mercado (cualquiera sea) han cambiado? ¿Es válido en una coyuntura así tomar información histórica de una compañía y usarlo como comparación? ¿Debemos volver a construir nuestra base de datos? ¿Y qué pasará con los emprendimientos? ¿La información previa sirve también o puede ser una referencia errada en la actualidad? Redescubramos estos patrones y los lineamientos para nuevos emprendimientos.

En la actualidad, siguiendo la línea de elementos comparativos en el mundo corporativo o referencias de mercado para emprendimientos, nos encontramos en un periodo de adaptación a una nueva realidad como consumidores, no hay antecedentes de cambios tan radicales en  diferentes industrias, por lo que el nuevo comportamiento de nuestro ecosistema de negocio lo tenemos que RE APRENDER. Para ello, sí podemos considerar nuevos patrones generales, tales como la importancia de tener herramientas virtuales en cualquiera sea nuestro negocio, desde métodos de pago, medios informativos, sistemas operativos, entre otros detalles propios del servicio o producto que vendamos.

Al día de hoy, si la tecnología NO forma parte de nuestro negocio, considerémonos obsoletos; por otro lado, debemos hacer un trabajo un poquito más incisivo en validar mejor los nuevos; un ejemplo claro son las cadenas de delivery; porque han logrado trasladar su facturación de salón al canal virtual, por lo que si hoy quisiese incursionar en el rubro de alimentos, lo primero que haría sería tener una excelente plataforma web que permita a los potenciales consumidores optimizar su experiencia de consumo, en cuanto a rapidez del proceso, disponibilidad de información, entre otros puntos que hoy serían determinantes para la evaluación de un nuevo negocio. En el caso de un negocio en marcha, de igual manera, tenemos que re aprender las condiciones del mercado… todas… y recién allí poder ver qué proyectar hacia adelante.

Todas las reglas han cambiado, no hay histórico que valga, por lo que tanto en el mundo corporativo como los que emprendemos continuamente, debemos re aprender las condiciones del mercado para nuestro sector.

Apostemos por sociedades, volvamos a equivocarnos, definamos una nueva visión y misión, como sea debemos descubrir cuanto antes los cambios en nuestras respectivas industrias, de lo contrario, lo único “histórico” seremos nosotros. Buena semana para todos.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.