Desde el gobierno de Humala, pasando por Kuczynski y hasta el gobierno de Vizcarra, la economía no crece y viene disminuyendo progresivamente.

El crecimiento económico de los últimos nueve (9) años fue de la siguiente manera:

Año 2011 6.92 % del PBI El 28-07-11 se inició el gobierno de Humala

Año 2012 6.29 % del PBI

Año 2013 5.02 % del PBI

Año 2014 2.39 % del PBI

Año 2015 3.26 % del PBI

Año 2016 3.9 % del PBI

Año 2017 2.5 % del PBI

Año 2018 3.99 % del PBI

Año 2019 2.2 % del PBI

Para el año 2020 el Fondo Monetario Internacional (FMI) está proyectando que el Perú crecerá 3.25 % del Producto Bruto Interno (PBI), la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva indica que creceremos 4 % y el Banco de Crédito del Perú proyecta un crecimiento de 3 %. Todo indica que será menos, porque para el año 2019, el FMI, el Banco de Central de Reserva del Perú y el ministro de Economía y Finanzas proyectaron un crecimiento del 4% del PBI, el mismo que fue reajustándose a la baja en el transcurso del año 2019, por el desempeño económico del país.

De acuerdo a los especialistas para que disminuya la pobreza, el crecimiento económico debe ser el 5 % del PBI. De donde se deduce que a partir del año 2014 (que se creció por debajo del 5 %) hasta la fecha, la pobreza se incrementó y muchos peruanos que habían dejado de ser pobres, volvieron a esa condición.

En estos gobiernos mediocres se inició y se acrecentó el déficit fiscal; cayó la recaudación tributaria; se elevó la evasión tributaria; y creció la deuda externa.

Al endeudarse el país con los organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), nos impondrán condiciones y nos cobrarán intereses usureros por los préstamos que nos efectúan.

Esto ya ocurrió anteriormente, lo que trajo como consecuencia el empobrecimiento de la población, llegando nuestro país a tener el 50% de la población en situación de pobreza.

Conclusión: la economía es un desastre. Todas las medidas impulsadas por estos gobiernos no han logrado el objetivo de reactivar la economía.

Las consecuencias de este desastre económico, originado por la política económica neoliberal, es que se incrementó la pobreza; aumentó el desempleo y subempleo; educación de pésima calidad y docentes mal pagados; deficiente estructura hospitalaria y pésima atención a la población de escasos recursos; infraestructura vial deficiente; SIS colapsado; incremento sideral de la inseguridad ciudadana; corrupción generalizada, no están presos los que fomentan la corrupción: los empresarios; y un largo etcétera.

Desde que se aplicó la política económica neoliberal en el gobierno de Fujimori y que continuó aplicándose en los sucesivos gobiernos, incluido el de Vizcarra, denunciamos que fracasaría y que se ahondaría la brecha entre ricos y pobres.

Luis Alberto LatÍnez Carpio