Ricardo Vásquez Kunze

Ricardo Vásquez Kunze

EL EXPRESO DE ORIENTE

Acerca de Ricardo Vásquez Kunze:



Todo era un mito

La misma opinión pública que lo encumbró se está dando cuenta que Martín Vizcarra no está haciendo nada para solucionar los problemas del país y que esta vez no hay nadie que lo “obstruya”.
A un mes de la inconstitucional disolución del Congreso la aprobación de Martín Vizcarra, presidente de facto, va cuesta abajo en la rodada. Según una encuesta de Datum publicada en el diario Perú 21, son 13 puntos los que el dictador ha caído en el favor ciudadano, cifra que en circunstancias normales serían catastróficas.

Es cierto que, debido a que la aprobación de Vizcarra llegó casi al 80% cuando disolvió el Congreso, la caída de 13% aún deja una cifra considerable a su favor que –bien visto– no es más que un espejismo. El cierre del Congreso fue producto de una campaña sistemática de demolición en la que el Gobierno y la mayoría de los medios de prensa se coaligaron para vender la especie de que los parlamentarios no hacían otra cosa que la vida imposible al Ejecutivo y que, por tanto, obstruían cualquier medida en favor del desarrollo del país. Esta fue la razón por la cual Vizcarra propuso cazurramente el recorte del mandato tanto del Ejecutivo como del Legislativo con el cuento de que no lo dejaban gobernar.

Pues bien, hace un mes que no hay Congreso y que lo que queda de este en la Comisión Permanente está pintado en la pared. No hay oposición política y la prensa sigue en su mayoría aplaudiendo las mojigangas del gobernante de facto subiéndose a cuanto helicóptero o avión los embarque para “reportar” las actividades del dictador. Este dicta decretos sin control alguno y corre solo, como quien dice. Así las cosas, la misma opinión pública que lo encumbró se está dando cuenta que Martín Vizcarra no está haciendo nada para solucionar los problemas del país y que esta vez no hay nadie que lo “obstruya”, por lo que la responsabilidad de su fracaso como gobierno es exclusivamente suya.

De todo lo anterior se colige que cuando se le achacaba al Congreso el “obstruccionismo” al Gobierno, ello no era más que mito, pues los hechos demuestran que el Parlamento siempre le dio todo lo que le pidieron tanto los gobiernos de PPK y Vizcarra, incluso cuando a punta de ultimátums y referéndums los obligó a reformar la Constitución como él quiso.

En simple y para resumir: el dictador no es más que un incapaz, tal como lo va demostrando a un mes de su poder absoluto. Y eso no es una buena noticia, pues cuando los mandones están acorralados empiezan A PERSEGUIR Y A METER PALO A QUIEN SE CRUCE EN SU CAMINO.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
JNE le enmienda plana al Gobierno de Vizcarra

JNE le enmienda plana al Gobierno de Vizcarra