Rodrigo Montoya y la noción de culturas

Rodrigo Montoya y la noción de culturas

Rodrigo Montoya (Puquio, 1943), sociólogo, antropólogo y escritor, es uno de los autores peruanos más prolíficos de los últimos años. Su trabajo académico es sumamente importante, ya que permite reflexionar a través de una mirada crítica. Asimismo, es frecuente su preocupación por los sucesos que ocurren alrededor, en la social y en lo político. Y a partir de esa mirada, analiza, interpreta y cuestiona. Como menciona en una entrevista que le realiza Alberto Sánchez León: “Se requiere de una transformación profunda de la clase política y de las estructuras del Estado. La clase política tiene que aceptar, […] que el Perú no es Lima, que se acabó esa vieja forma de considerar que el Perú era solamente Lima. Las voces interiores tienen que ser oídas, recogidas […]”.

Enumerar y explicar toda su producción sería una carrera de largo aliento; sin embargo, es importante detenernos en Culturas – realidad, teoría y poder (UNMSM, 2019). Aquí, asume una postura decolonial y se dedica a estudiar el concepto de “culturas”, así, en plural, para evitar la noción en singular que se confunde con la acepción de “alta cultura”. En todo caso, habría que considerar, como señala Montoya, el concepto de cultura como lo entendió Arguedas, en el sentido de modo de vivir, sentir, pensar de un pueblo.

El libro se compone de 12 capítulos, donde plantea, desde la introducción, algunas preguntas clave: ¿cuáles han sido los itinerarios seguidos por el concepto «cultura» desde que Edward Tylor lo propuso en Inglaterra en 1871?, ¿cuál es la relación entre la cultura vivida y el conocimiento que de ella producimos?, ¿cuántas culturas y lenguas tenemos en el país?, ¿cómo cambian las culturas?, entre otras interrogantes que orientan el desarrollo del trabajo realizado. Sin duda, se trata de un texto de lectura obligatoria, por cierto, al igual que el resto de su producción.

En Cuadernos desde la cárcel (1986), Antonio Gramsci decía que “todos los hombres son intelectuales, pero no todos los hombres tienen en la sociedad la función de intelectuales”. Autores tan prolíficos como Rodrigo Montoya han encontrado un espacio no solo en la sociedad y en el ámbito académico, sino además en la memoria.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.