La incapacidad, aunque especialmente la sevicia con que han actuado el miserable Vizcarra y su alumno Sagasti alrededor de esta pandemia, ni pueden ni deben quedar impunes mientras el país aguarda el ballotage electoral. El Ministerio Público sigue demostrando que es un aparato político, hasta ahora dominado por la dupla Vizcarra-Sagasti. Esperemos que esto cambie el 28 de julio y la Justicia procese no sólo a Vizcarra y Sagasti, sino a Zoraida Ávalos. ¡Una fiscal de la Nación que no ha movido un dedo para investigar la muerte de 160,000 ciudadanos, víctimas de la desatención de ambos presidentes y de muchos cómplices más del magnicidio que enluta al país! A la NO compra -desde hace TRECE meses- de las pruebas moleculares y a la tozudez de no haber adquirido durante casi un año plantas de oxígeno, respiradores mecánicos, camas UCI, etc. -de por sí, pruebas fehacientes de un crimen de lesa humanidad- se suma el no haber comprado las verdaderas vacunas, e incluso haber intentado monopolizar con China comunista la adquisición de las peores al precio más alto del orbe, para finalmente impedir que se inocule la ciudadanía. Como sucede ahora, año y medio después de que Vizcarra anunciase que había comprado decenas de millones de dosis de vacunas y que en diciembre del año pasado todo el país estaría vacunado. Hasta el lunes, se habían vacunado con dos dosis únicamente 628,217 peruanos, menos de 2% de la población; mientras Chile ya ha vacunado a 34% de su sociedad.
La crueldad, como señalamos, que transpiran Vizcarra y Sagasti llega al extremo de jugar con la vida de los adultos mayores -quienes ya han dado todo por su país- pues tras publicarse varios días atrás una convocatoria para vacunar el pasado fin de semana a los mayores de 70 años, ayer el ministro de Salud cambió la fecha para otro día aduciendo, sin vergüenza alguna, que las líneas aéreas “han reprogramado sus itinerarios”. Esta vileza gubernativa no quedaría allí. La impresentable primera ministra Bermúdez anunció el lunes otra pieza tragicómica para los anales de esta gestión “Vemos que resulta importante que el domingo 9 de mayo, que conmemoraremos el Día de la Madre, sea un día de inmovilización social obligatoria en todo el territorio nacional. Esto, precisamente, con el objetivo proteger a nuestras madres. Vamos a tener muchas ganas de abrazarla ese día, pero hagámoslo a través de un abrazo creativo, un abrazo virtual o una llamada de teléfono para evitar contagios”. ¿Más sacrificios para seguir tapando más ineptitudes y crueldades de un gobierno de disparates, exigiendo ahora un “compromiso” para que los hijos NO se reúnan con su madre? ¿Cuántos martirios ya han tolerado, amables lectores, en tres años de atropellos por la incapacidad/impiedad de este régimen izquierdista? ¡Imagine qué sucedería si triunfa el comunismo en el ballotage!
El Perú no merecía esta desgracia desatada por Vizcarra y consolidada por Sagasti. En cualquier país decente, sería imposible no verlos investigados, procesados y condenados por crímenes de lesa humanidad. Se lo han labrado a pulso.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.