Parece que sí. Y bien, porque no es sangriento: No interviene la Fuerza Armada. No es guerra sino la colectividad alzada por los abusos extremos. Asunto netamente policial.

« Al empresario le horroriza la carencia de beneficio. Con un beneficio razonable está contento. Con 20% se entusiasma. Al 50% es temerario. Al 100% arrasa todas las leyes sociales y al 200% o más, no se detiene ante ningún crimen ». (Carlos Marx).

Este es el “capitalismo salvaje”, que la naturaleza mediante el coronavirus hirió de muerte. Estamos en su convulsión y ad portas del “capitalismo racional” o era post coronavirus de la civilización.

El empresario tiene que autolimitarse y el Estado penalizar pasado el 20%.

Nuestro país está en su peor momento: territorio bajo ocupación extranjera, inicios de la guerra mundial de todos los países contra todos, anarquía y corrupción política, en plena campaña electoral y Encargaduría en Palacio (un sorprendido total con la presidencia). Encima la catástrofe del coronavirus.

Ni el país ni menos el Presidente estamos en situación de afrontar este cúmulo de problemas.

No hay alternativa. La única salida racional es una tregua.

Este gobierno, en plazo perentorio de 30 días, debe tomar medidas con carácter provisional pero efectivas hasta el 2021 y que el nuevo gobierno con profundo estudio con todas las partes concernidas lo resuelva.

La tregua debe consistir en un Decreto de Urgencia consistente en medidas efectivas de cumplimiento inmediato, entre otros:

1) Estabilidad empresarial.- No hay paralización de empresas: Ni paros ni despidos.

2) Agricultura no tradicional.- Aumento en 30% fuera de beneficios de la remuneración del personal obrero. No hay tercerización.

3) Agricultura tradicional, acuicultura y afines.- Garantizar la mayor parte de la utilidad al productor, luego al transportista y después al comerciante.

4) Minería.- Operan normalmente los que están en producción; pero tienen que pagar un peaje de carretera y pagar inmediatamente la parte que le corresponde al Estado (canon) de la producción correspondiente al 2019 y 2020, y para los alimentos del personal tener como provedores a los lugareños.

5) Centros educativos.- Mínimo con 500 alumnos y 48 horas semanales.

6) Servicio Militar Obligatorio.- Licenciamiento con oficio certificado por la Fuerza Armada. Sistema de ollas comunes a su cargo.

7) Amnistía a los judicializados sociales y políticos (comuneros,ronderos, sindicatos).
Recalco que no hay otra salida que una tregua que significa una solución provisional que garantiza una solución definitiva consensuada: ¡Ni una gota de sangre!