Quienes tienen la suerte de contratar seguros privados consideran que ante una dolencia pueden acudir a los médicos de las clínicas consignadas en las pólizas para poder atenderse pagando un deducible.

Hoy en día, al parecer, ya no es así. Hace unas semanas me recomendaron un médico que trabaja en una clínica privada que se encuentra dentro del seguro cuyas primas pago puntualmente. Ubiqué al médico en la página web de la clínica (no quedaba duda de que estaba dentro del staff de la misma y atendía allí); pedí cita y su secretaria contestó: “La primera consulta no se pasa por el seguro sino como particular; deberá pagar 450 soles y en efectivo”. Ante mi asombro pues el costo era 3 veces más de lo que solía pagar por consulta, pregunté: ¿Esto lo autoriza la clínica? Y su respuesta fue: “Es por un tema de la especialidad del médico”. Días más tarde, una amiga me comentó que le sucedió lo mismo con un médico de otra especialidad.

Resulta completamente aceptable que un consumidor razonable que contrata una póliza considere que podrá atenderse, bajo las condiciones de ella, por cualquier médico que trabaje en las clínicas de la red bajo cobertura. No tiene por qué esperar que haya dos grupos: los que aceptan trabajar con seguro y los que no. Ello, sin contar con que muchas personas toman decisiones de contratación en función a los médicos, por lo que la afiliación al seguro se vuelve más viable.

El médico decide unilateralmente no respetar el seguro; ¿responsabilidad del médico? La clínica avala las decisiones de los médicos (mismos que están publicitados como médicos de dicha clínica), pese a contar con un acuerdo con las compañías aseguradoras; ¿responsabilidad de la clínica?

¿Un responsable o dos? En cualquier de los casos, los que perdemos somos los consumidores. Este es un tema urgente en que las Compañías de Seguros deberían intervenir para garantizar que las clínicas cumplan con las condiciones pactadas y asimismo, SuSalud, como entidad del Estado, para proteger los intereses de los consumidores en un tema tan sensible como lo es la salud.

Sylvia Torres Morales-Abogada y Socia Principal de Torres y Torres Lara Abogados