A estas alturas, no quedan dudas de que la agrupación terrorista Sendero Luminoso está en el Gobierno de Pedro Castillo. Veamos por qué se puede afirmar ello sin caer en ninguna alucinación. Son hechos y no opiniones, los que hablan por sí solos. Gracias, cojudignos.

El profesor rural, como se recuerda, lideró en el 2017 la huelga de maestros del Conare-Sutep, que es la facción del Movadef en el magisterio. Uno de los fundadores de este sindicato es el actual ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Iber Maraví, quien figura en atestados policiales -al lado de Edith Lagos- por atentados terroristas. Incluso, según informó el diario oficialista La República, hay testimonios que lo sindican directamente como senderista. Además, la suegra y esposa de Maraví firmaron los planillones para la inscripción del Movadef (fachada política de Sendero) como partido y su suegro es el terrorista Hildebrando Pérez, principal autor de la masacre de Lucanamarca (Ayacucho). Pese a todo ello, Castillo ha decidido mantener en el MTPE a su colega porque le debe el haber inscrito como sindicato al Fenate, que es la evolución del Conare-Sutep.

Otro filoterrorista es el premier Guido Bellido, quien se hizo conocido por haber homenajeado en sus redes sociales a la senderista Lagos y haber defendido a los terroristas en una entrevista con la periodista cusqueña Karerina Bayona. “¿Qué tienes contra los senderistas?”, le dijo el hoy primer ministro a la mujer de prensa. Por este caso, Bellido es indagado por el presunto delito de apología al terrorismo. También es investigado por supuestamente ser un asiduo visitante de los campamentos terroristas en el Vraem. Recientemente, el dominical ‘Punto Final’ difundió una fotografía del además congresista por Perú Libre junto a una imagen de senderistas rindiéndole homenaje en el penal Castro Castro a su líder, el genocida Abimael Guzmán. El mismo programa reveló una publicación de Bellido en la que suscribe una interpretación de Guzmán, que firma como “presidente Gonzalo”, sobre el pensamiento del comunista (lo de socialista solo era un mote para no ser apresado) José Carlos Mariátegui. Y, por si no fuera poco, ayer nos enteramos de que el jefe de la PCM se reunió con César Tito Rojas, uno de los fundadores del Movadef.

A él se suma el legislador de PL Guillermo Bermejo, alias ‘Camarada Che’, para quien la Fiscalía solicita 20 años de cárcel por pertenencia y afiliación terrorista a los remanentes de Sendero Luminoso del Vraem.

Pero los vínculos de la administración de Pedro Castillo no se limitan a Sendero, pues la ministra de la Mujer, Anahí Durand, fue pareja del chileno emerretista Alejandro Astorga con quien tiene una hija. Durand, asimismo, firmó una carta pidiendo que el líder y fundador del grupo terrorista MRTA, Víctor Polay Campos, sea trasladado desde la Base Naval a una cárcel común. En el documento, los firmantes sostienen “que la sentencia de 35 años es arbitraria e injusta” y que “su actual reclusión es una venganza política”.

A pesar de todo lo aquí expuesto, como reclamé en una columna anterior, el Congreso pisó los cadáveres de 70 mil peruanos y le otorgó la confianza con 74 votos (ni siquiera los de AP y APP tuvieron el decoro de abstenerse) al Gabinete filoterrorista. Si el Parlamento no censura, por lo pronto, a Iber Maraví, su destino será ser clausurado. Y bien merecido lo tendrán los muertos de hambre enceguecidos por el oropel del Palacio Legislativo. ¡Con el terrorismo no se transa!

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.