La crueldad no es sinónimo de diversión, que un tigre salte en medio de un aro de fuego, que un chimpancé monte un triciclo o que un acróbata se pare en el lomo de un caballo solo nos muestra el exceso de ánimo de lucro y la ausencia de educación en la rama de Derecho Animal, estos actos contribuyen al delito de maltrato animal, a formar nuevas generaciones manteniendo la idea que los animales son parte de un show, que la crueldad es diversión y que los animales no son dignos de respeto como los humanos; además que humillarlos y explotarlos es algo usual o de tradición.
Encierro, tristeza, soledad , son algunos de los sentimientos inherentes en los animales que son inducidos a trabajar en los shows sin que alguna vez ellos puedan haber decidido, aquellos que han sido retirados de su hábitat solo para satisfacción del lucro humano para luego ser sometidos a entrenamientos con uso de herramientas de castigo como el bullhoocks, vemos pues, un show de acrobacias que ha sido manipulado por la mano del hombre, donde la negativa del animal representará el castigo mediante látigos por parte de su entrenador. Para así lograr el tan ansiado acto con trucos circenses.
Felizmente la “sintiencia”, neologismo que ya está siendo manejado por la sociedad civil, empodera a los animales y resalta su capacidad de goce y sufrimiento, exhorta a entender que los animales tienen el derecho a tener derechos y que no son objeto de diversión.
Haciendo gala de los montajes que merecen la pena verlos –creo pensar- recién hoy en día, y sin hacer lugar a preferencia musicales puedo decir que la temática central de un show que no tiene la necesidad de requerir de animales para crear diversión y entretenimiento, un espectáculo puede ser de diferente forma como un musical por ejemplo sin la necesidad de maltratar a un animal, aun estando en pandemia podrían haber shows de aforo reducido pero que cabe resaltar es mejor no asistir, y si existen se debe proceder a denunciar cuando vemos que se utiliza a un animal para que entretenga al humano. En buena cuenta este tipo de shows no deben existir y no debemos ser partícipes de ellos, no seamos parte de la tauromaquia, peleas de gallos, peleas de perros, exposición al peligro de caballos o cualquier evento donde exista maltrato animal.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.