Tras 11 años se crea la Reserva Nacional Mar Tropical de Grau

Tras 11 años se crea la Reserva Nacional Mar Tropical de Grau

El pasado 26 de abril se promulgó el Decreto Supremo N°003-2024-MINAM oficializándose la creación de la Reserva Nacional Mar Tropical de Grau (RNMTG) frente al litoral de las regiones Tumbes y Piura en una superficie de 115,675 hectáreas. Hace 11 años, en 2013, se determinaron los lugares prioritarios que la conforman, abarcando Isla Foca, El Ñuro, arrecifes Punta Sal y Banco de Máncora, en 2016 se concluyó el expediente técnico, y recién ahora se hace realidad esta importante reserva nacional.
Tenemos un inmenso mar de 1’140,000 km2 de extensión, y, hasta antes de crearse esta reserva solo teníamos 0.5% de área total protegida bajo la figura de áreas naturales protegidas costeras que pertenecen al ecosistema corriente de Humboldt, desde Cabo Blanco hasta Tacna (reserva Paracas, reserva de islas, islotes e islas guaneras y reserva San Fernando), pero no existía ninguna zona protegida en el norte, donde actualmente se ha creado esta nueva RNMTG que representa 1.5% del mar tropical y 0.14% del área marina total, la cual contiene una abundante biodiversidad y alta productividad, provee 70% de recursos marinos para consumo humano, 30% de la pesca peruana y 47% de recursos exportables, es, además, una zona de alimentación de especies migratorias y también sirve como punto de guía para tortugas marinas, tiburones ballena y otras especies.
Sin embargo, la creación de esta reserva enfrenta actualmente problemas de pesca ilegal por pesca de arrastre, que afecta a todas las especies, especialmente las juveniles y más pequeñas, el reglamento de ley prohíbe estas prácticas dentro de las 5 millas, pero se contravienen por falta de control y fiscalización. Otra problemática es que en la reserva se superponen 4 lotes petroleros, el LXXXVI (Banco de Máncora y Arrecifes de Punta Sal), el Z-2B (Cabo Blanco-El Ñuro), el Z-6 (Isla Foca) y el Z-69 (Cabo Blanco-El Ñuro), este último lote ha sido entregado recientemente a Petroperú. Aunque Perupetro ha suscrito convenios de evaluación técnica con empresas en algunos de los lotes, no deberían proceder nuevas operaciones de exploración y explotación porque existe respeto de derechos preexistentes solo antes de la creación de esta nueva reserva nacional, Las operaciones petroleras deberán ser estrictamente controladas y fiscalizadas sobre conservación marina en actividades de exploración (prospección sísmica en zona de alta biodiversidad, perforación de pozos submarinos profundos y explotación (derrames).
Bajo este panorama, esperamos que la creación de esta nueva reserva coadyuve a controlar y fiscalizar la pesca ilegal y a las empresas petroleras (incluyendo Petroperú) para proteger la pesca artesanal, la diversidad biológica, así como también, el manejo sostenible de los recursos marinos y el crecimiento del potencial turístico.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.