Queridos hermanos estamos ante el Domingo XXIV del Tiempo Ordinario. ¿Qué nos dice la palabra?, la primera lectura del Profeta Isaías dice: el Señor me abierto el oído, y no me he revelado, ni me he echado atrás, ofrecí mi espalda a los que me golpeaban, las mejillas a los que mesaban mi barba pero el Señor me ayudó, ¿qué dice esta palabra?, ser cristiano es tener el oído abierto a la historia que Dios hace con nosotros, que hace contigo y conmigo cada día, que es nueva. Set cristiano es ofrecer la espalda a los que nos golpean. Esta palabra es una profecía de lo que ha hecho Jesús, ha apuesto la mejilla a los que le hemos golpeado y no ocultó su rostro, pero el Señor le ayudó. Dice: endurecí mi rostro como un pedernal y no quedé avergonzado. Esta es la vida de un cristiano.
Por eso respondemos con el Salmo 114: Caminaré en tu presencia Señor. Amo al Señor porque escucha mi voz, inclina su oído hacia mí el día que lo invoco. Por eso ser cristiano significa tener el oído abierto a la historia sorprendente que Dios hace con cada uno, porque nos envuelven en redes de muerte cada día, pero invocando el nombre del Señor, Él nos ayuda: “estando yo sin fuerzas Él me salvó”, cuantas veces experimentamos que estamos sin fuerza y el Señor nos da su gracia, nos da su Espíritu.
La segunda lectura es del apóstol Santiago que dice: De que le sirve a uno decir que tiene fe si no tiene obras, muéstrame tus obras y te diré qué fe tienes, porque la fe si no tiene obras está muerta. Por las obras probare tu fe, por eso animo hermanos, ¿y qué obra es la que tenemos que hacer? la obra más importante que Dios nos llama a hacer a ti y a mí, es amar, poder amar al otro, para eso necesitamos la gracia de Dios. Pidámosle al Señor que nos de este espíritu nuevo, de no juzgar a nadie, de no creernos superiores a nadie, pero que podamos amar.
La tercera lectura del Evangelio de San Marcos, Jesús plantea una pregunta: ¿quién dice la gente que soy yo?, los discípulos dicen: unos que Juan el Bautista, otros que Elías que ha resucitado, o uno de los profetas; y preguntó Jesús: y vosotros ¿quién decís que soy yo? Tú eres el Mesías, contesta Pedro, el Mesías, el enviado de Dios para nuestra salvación. Y el Señor hace una profecía: el hijo del hombre tiene que padecer, ser condenado por los sumos sacerdotes, los letrados, pero al tercer día resucitará; pero Pedro se escandalizó, y se puso a corregir a Jesús, y Jesús se volteó y dijo: apártate de mí Satanás. Jesús sabe a dónde va ¿A dónde va?, va a dar la vida por los enemigos, a dar la vida por el hombre, para salvar al hombre, por eso dice Jesús a Pedro: tú piensas como los hombres y no como Dios. Dios ha pensado, su padre ha pensado sobre Él, Dios lo llama a dar la vida, por eso termina diciendo Jesús: “el que quiera venir conmigo, niéguese así mismo, cargue su cruz y me siga. El que quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda su vida por el Evangelio la salvará”, es decir Dios te está llamando a ti y a mí a negarnos a nosotros mismos, no buscarnos en hacer nuestra voluntad, sino la voluntad de Dios y perder la vida, ¿por quién?, por el vecino, es decir, gastarnos por el que no nos ama, por el que es nuestro enemigo, el que no nos cae bien, el que tiene menos educación que nosotros. Dios nos llama a donarnos, que es perder la vida al servicio de los demás, y este perder la vida, que esto es lo que ha hecho Jesús, muriendo en la cruz, ha salvado la humanidad de la muerte, y eso es lo que quiere hacer Dios con nosotros, salvarnos de la muerte en la cual vivimos cada día, de no poder amar. Invoquemos el nombre de Jesús y neguémonos a nuestro hombre viejo, que nos oprime y que es un faraón en nuestro corazón, que nos impide hacer la voluntad de Dios. Cristo tiene poder, por eso Satanás significa el que nos acusa día y anoche diciendo que no vales, que no puedes. Ánimo hermanos que el Señor está con nosotros y nos da su gracia, pídanle en el nombre de Jesucristo y Él nos ayudará.
Que el Señor nos bendiga con su paz y recen por mí.

Mons. José Luis del Palacio
Obispo Emérito del Callao

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.