Última llamada

Última llamada

Mientras el país está concentrado en la confianza al gabinete ministerial, Operaciones Especiales del Nuevo Orden Mundial en el Perú continúa imponiendo el plan genocida de inyección de sustancias tóxicas, que no son vacunas, y que tampoco son un experimento, como dicen los increíbles por ilegales contratos suscritos por los laboratorios con el Estado peruano, de modo absolutamente “reservado” para que la ciudadanía no se entere de que es víctima de crímenes de lesa humanidad.

Luego de varios estudios de los componentes de las “vacunas”, esta semana ha quedado demostrado que no son un ensayo experimental en fase 2/3 de sustancias aspirantes a vacunas como dice el contrato con Pfizer, sino sustancias deliberadamente preparadas con varios años de antelación para inyectar a la población mundial con elementos tóxicos con intención de producir muerte temprana, coagulación anormal de la sangre, trombosis, miocarditis, pericarditis, que culminan en muertes repentinas por infartos, como ya está ocurriendo en todo el mundo, y en el Perú, aunque se pretenda ocultar que los fallecidos por supuesto covid ahora son los completamente vacunados, y se diga lo contrario.

No pueden justificar la incorporación de grafeno en las sustancias denominadas “vacunas”, luego que la ciencia médica haya producido más de 60 publicaciones científicas donde sustentan su toxicidad, entre otros elementos extraños que han encontrado en estas sustancias, que además contienen metales cancerígenos y nano partículas metálicas para incorporar un código de identificación y seguimiento de personas, respecto de lo cual Pfizer ya logró una patente en agosto del 2021, aunque usted no lo crea y siga preparándose para su tercera dosis, mientras está ya registrado como iluso miembro del Nuevo Orden Mundial, en tanto tenga vida, cumpliendo el criminal Proyecto ID 2020 de la ONU de identificación por inteligencia artificial de los seres humanos, y usted ya no responda a su nombre sino a un código registrado en una computadora en Bélgica que le llaman “La Bestia”, que usted puede identificar con su celular buscando aparatos con Bluetooh.

Es la última llamada para detener este genocidio, algo inesperado está por suceder, porque Dios no permitirá que destruyan su creación natural del ser humano y lo conviertan en un híbrido, que es el propósito de los que se creen dueños del mundo y están jugando a ser Lex Luthor, porque tienen el dinero para corromper conciencias y lograr que portapliegos gubernamentales exterminen a su propio pueblo por convertirse en millonarios.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.