Si nos atenemos a los resultados de la encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) publicada ayer, la posibilidad de que la candidata de Juntos por el Perú Verónika Mendoza pase a segunda vuelta debe preocupar a cualquier peruano responsable y medianamente informado.
A dos semanas de las elecciones, el sondeo de ayer revela que con un 9.6% de intención de voto, Mendoza ocupa el tercer puesto, a 0.6 puntos de Rafael López Aliaga que ocupa el segunda lugar con 9.7%.
Lo llamativo de la encuesta telefónica publicada ayer es que Mendoza sube 2.6% respecto al mismo sondeo del 13 de marzo. Hernando de Soto es el candidato que más crecimiento ha tenido, según este estudio. El economista pasa de 5.7% a 8.5%.
Si bien el voto blanco o viciado alcanza el 20.2% y los indecisos (ninguno o nadie) el 3.9%, es importante subrayar las tendencias aquí también y ese es el caso tanto de Mendoza como De Soto.
Mendoza representa el retorno a políticas estatistas fracasadas. Según su plan, el Estado le dirá a los empresarios dónde y en qué invertir. Además su cercanía con lo más graneado del Socialismo del Siglo XXI: Evo Morales (Bolivia) y Pablo Iglesias (España) nos hace presagiar un futuro oscuro para el Perú si ella resultara elegida. Dime con quien andas….
A propósito de Iglesias, según una información aparecida en el Diario Español El Mundo el sábado: “Pablo Iglesias multiplica su riqueza por seis desde que es político”.
Iglesias y Mendoza no niegan su amistad y cercanía y la última vez que se les vio juntos en público fue durante la toma de mando del presidente de Bolivia Luis Arce.
Si la tendencia de Mendoza sigue, es probable que los indecisos o quienes pensaban viciar su voto se inclinen por Rafael López Aliaga o Hernando de Soto, para frenar la amenaza chavista que representa la candidata de Juntos por el Perú. Digo que se inclinarían por estos dos candidatos, ya que Lescano, con formas distintas y un lenguaje diferente, representa en el fondo, el mismo peligro que la candidata cusqueña en cuanto a la aplicación de políticas económicas fracasadas.
Respecto a López Aliaga, este sábado se hizo presente en el emporio de Gamarra donde obtuvo el apoyo de los comerciantes. Por su parte De Soto –que admite haberse vacunado en Estados Unidos-, ha retomado su campaña presidencial que lo ha llevado a viajar al interior del país. Pareciera una tardía reacción, veremos si le alcanza para colocarse en segunda vuelta.
Mañana tendremos un nuevo sondeo y el domingo 4 de abril Ipsos publicará la última encuesta permitida por ley. Veremos qué tanto pesó el debate del JNE en los encuestados.
Para concluir, no podemos dejar de mencionar esa solapada campaña de postergación de elecciones. Según la encuesta de ayer, el “no iría a votar”, representa el 0.0%. Este 11 de abril los peruanos queremos expresarnos en las urnas. No nos dejemos sorprender.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.