Una compleja trama política

Una compleja trama política

Tremendo error cometería la Comisión de Defensa del Congreso si solamente circunscribe su investigación contra el hasta ahora ministro de Defensa por la grave intromisión del Ejecutivo en el tema de los ascensos e invitaciones al pase a retiro, cuyo listado ha sido aprobado por los órganos competentes en cada instituto castrense observando el marco jurídico vigente.

No estamos ante actos aislados sino frente a una trama gubernamental que tiene todos los visos de una maniobra política para tener el control de las Fuerzas Armadas, porque ya controlan el Ministerio del Interior, con lo cual el objetivo para el control absoluto del poder, sin importar si el país se empobrece o no, lo cual constituye una propuesta expresamente hecha en el ideario originario del partido de gobierno, sería casi una realidad.

Primer acto: La disposición para que las FF.AA. salgan a las calles apoyando a la PNP contra la delincuencia común sin pedido del Comandante General de esta institución sobre un probable desborde de su capacidad operativa y sin declaración de estado de emergencia, con lo cual estaba cantada la negativa de los Comandantes Generales de las FF.AA. a prestar a ciegas un pedido hecho arbitrariamente sin respeto ni de la ley ni de la Constitución.

Elementos fusibles: El ex ministro del Interior, el actual ministro de Defensa y el jefe de la PNP.

Elemento distractivo: Todos los noticieros matutinos que solo propalan imágenes de asaltos, asesinatos, sicariato y noticias trágicas que pueden, si son adecuadamente manipuladas, convencer a una población a ceder libertad por seguridad a cualquier costo.

Segundo acto: El secretario general de Palacio de Gobierno y el ministro de Defensa inician un proceso de presión envolvente contra el Comandante General del Ejército por encargo del presidente de la República, quien conversa sobre el tema con el militar, para modificar la lista de ascensos y de invitaciones al retiro, pretensión ésta que fue rechazada. En la Fuerza Aérea un general y dos coroneles también iniciaron acciones en la misma dirección.

Elementos fusibles: El secretario general de Palacio, el ministro de Defensa y los miembros de la Fuerza Aérea infiltrados.

Elemento distractivo: el zorrito Run Run.

Tercer acto: El presidente de la República convoca a Palacio de Gobierno a todos los militares ascendidos a quienes solicita lealtad al Gobierno, pero no firma la resolución de invitaciones al retiro.

Cuarto acto: Destitución de los Comandantes Generales del Ejército y de la Fuerza Aérea que podría considerarse como un escarmiento contra los que no sean leales al Gobierno y con la espada de Damocles de las invitaciones al retiro.

Este desarrollo estratégico ha sido acompañado con acciones tácticas de tipo político con una primera ministra mostrándose dialogante con el Congreso y un presidente lanzando mensajes confrontacionales en plazas públicas.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.