Vacancia y sublevación

Vacancia y sublevación

Vacar es muy específico, casi antojo puramente político: 87 congresistas. Y, ya está.

58

La vacancia está circunscrita a Lima y está pasmada por la derrota que últimamente sufrió; está asegurándose mayoría en el Tribunal Constitucional, nuevo fiscal de la Nación favorable y las próximas elecciones de gobernadores departamentales y municipales. El Presidente estaría tranquilo del acoso hasta finales de año.

La sublevación.- Las discrepancias hasta los enfrentamientos entre una minera y sus lugareños, son simplemente incidentes aún siendo sangrientos. Lo de «Conga» o «Tía María», no obstante la trascendencia y envergadura que tuvieron, no llegan al nivel de sublevaciones.

La esencia de la sublevación es que el enfrentamiento entre transnacionales y lugareños se transforma en conflicto entre el Estado y la población. Caso de la minería en Cotabambas y Espinar, donde ante el hecho de que la minera «Las Bambas S.A.» decide no construir su mineroducto subterráneo pues le resulta gratis apoderarse de la trocha comunal Cotabambas-Chumbivilcas-Espinar, el Estado peruano, encima, se la obsequia mediante Resolución Ministerial 372-2018-MTC declarándola írritamente carretera nacional, significando esto, el derecho de la transnacional de transitar libremente. En la resolución citada, crea la denominación «Corredor vial Apurímac-Cusco». El conflicto empresarial se convierte en conflicto entre el Estado y su pueblo.

Luego, en las Actas de dic/30/2021, en su punto 1ro, el Ejecutivo se obliga a considerar en el Presupuesto General de la República el saneamiento tanto físico como legal del referido «corredor vial», ampliándolo a «Corredor Vial Apurímac-Cusco -Arequipa» cuyo saneamiento correría a cargo totalmente del Estado: 9 mil 200 millones de dólares. Este es otro conflicto entre el Estado y pueblo peruano.

La parte disidente de los chumbivilcanos, encabezada por la comunidad de Ccapacmarca, ha planteado el problema de la sublevación en términos claros: el 14 del presente debió derogarse la RM-372, de lo contrario, automáticamente se bloqueaba a la minera. Este evento se ha postergado hasta el próximo 1 de febrero. Ese día tendría que estallar la sublevación en alguna medida.

En tanto sublevación, significa expulsar a esta minera salvo que acepte pagar la regalía o canon que es por lo menos el 20% anual del mineral extraído que le corresponde al Estado.

En este momento, esto constituye el problema más importante del país y no lo de Lima que es simplemente vacancia.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.