El Sr. Bellido ha expuesto en el Parlamento y recibido un “voto de confianza”. Aunque parezca contradictorio, es la primera derrota política del gobierno neo senderista de Castillo, que ha nacido con un problema de legitimidad.
Desde el inicio de su (des)gobierno, dos son las principales características político-económicas que vive el Perú:
a) La designación de innumerables –reiteramos- innumerables “funcionarios de confianza”, escogidos casi literalmente de atestados policiales y fiscales. El inicio del saqueo del Estado ha dado su inicio.
b) El brutal encarecimiento del costo de vida, especialmente de los alimentos y medicinas de primera necesidad, ha impactado en decenas de miles de familias pobres y enviado a la pobreza a otras decenas de miles. El gobierno de Castillo es el gobierno de más pobres para un país rico.
En ese marco socio-político es que el Gabinete Bellido se presentó ante el Parlamento, con la clara intención del Ejecutivo que no reciba la confianza para ir generando el procedimiento legal para su disolución y convocar a su Constituyente corporativista (de clara inspiración fascista) para culminar con la toma del poder.
Han perdido esta primera batalla camino a su proyecto político totalitario. El Parlamento de mayoría democrática ha dado un primer buen paso de lo que será una larga guerra política, pues es en esos términos que lo ha planteado Cerrón, PL y el propio Castillo.
Es por ello que el Parlamento se constituye hoy -en términos democráticos- en el Primer Poder del Estado, en el depositario de la voluntad nacional y popular, tanto de los emprendedores como de los jóvenes y de los trabajadores. La principal tarea estratégica entonces en esta coyuntura, es evitar el cierre del Parlamento Nacional.
El camino democrático y popular a seguir es que el Parlamento debe comenzar a censurar, uno por uno, a cada ministro filo-senderista de este (des) gobierno, así como evitar que se active un proceso de la mentada Asamblea Constituyente corporativista.
Sin su Asamblea Constituyente de marras, deberán hacerse responsables políticos y sociales de sus propias medidas de gobierno que -sin duda- generarán más hambre, más violencia y menos trabajo. Una a una irán cayendo las mentiras de sus promesas sectoriales, y muy pronto, sino ya en estos mismos días, los peruanos nos enteraremos de escabrosos negociados que harán palidecer de envidia el tráfico de la ropa usada de la familia Fujimori en los años 90.
Las protestas sociales serán inevitables. Atrapados entre la demagogia de sus promesas delirantes e irresponsables, su ineptitud en el manejo del Estado, más la corrupción que se extenderá hasta niveles de nausea, el (des)Gobierno del filosenderista Castillo estará herido de muerte. En ese contexto, sin duda intentarán un cierre ilegal del Congreso, pero será demasiado tarde, pues toda la sociedad y todos los trabajadores y emprendedores respaldarán al Parlamento para iniciar su vacancia.
La vacancia de Castillo es la vacancia a Sendero Luminoso, la vacancia a la agenda tenebrosa del Movadef, y –finalmente- el hacer abortar el proyecto de la creación de un Narco Estado.
Corresponde a la sociedad civil, a los trabajadores del campo y de la ciudad, a los emprendedores y micro comerciantes de nuestras provincias y pueblos jóvenes, a nuestros estudiantes universitarios democráticos, al periodismo libre e independiente, impulsar la movilización social y política contra el neosenderismo en el poder. Tanto en las calles, como en las redes, como en las conversaciones familiares y sociales.
El Perú volverá a derrotar al senderismo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.