Vargas Llosa ha pedido votar por Keiko Fujimori en el ballotage contra el comunista Pedro Castillo. La considera “el mal menor” o lo que es lo mismo “el bien mayor”. A sus 85 años don Mario ha dejado de lado sus rencores contra la familia Fujimori, por el bien del Perú, algo que no gustará a sus sobones caviares como Diego García Sayán, que el 15 de abril publicó una columna algo pro Castillo en el diario El País, de España. https://elpais.com/opinion/2021-04-15/peru-elecciones-viejos-dramas-panorama-incierto.html
En cambio, el Nobel en su nota de ayer en el mexicano Crónica, sostiene que “el comunismo ha desaparecido del planeta, con las excepciones más horripilantes, es decir Cuba, Venezuela, Nicaragua y Corea del Norte. Tengo el convencimiento absoluto de que si Castillo, con semejantes ideas, llega a tomar el poder en la segunda vuelta electoral […] no volverá a haber elecciones limpias en el Perú, donde, en el futuro, serán una parodia como las que organiza Nicolás Maduro en Venezuela para justificar su régimen”. https://www.cronica.com.mx/notas-asomandose_al_abismo-1183822-2021
La decisión de Vargas Llosa ha caído bien en ese Perú bueno, emprendedor, amante de las libertades e inventor de cómo ganarse la vida en uno de los momentos más duros de nuestra historia. Keiko no le defraudará como sus anteriores aupados todos inmersos en la mayor trama de corrupción internacional, el caso Lava Jato. Algo que le ha costado la libertad a Toledo, casi a Humala (sí a su esposa Nadine) y a Pedro Pablo Kuczynski.
La España que Vargas Llosa ama desaparece ante sus ojos por las mismas ideas trasnochadas de Pedro Castillo, títere del cubanófilo y corrupto Vladimir Cerrón; ideas infiltradas en la Madre Patria por las narco-dictaduras cubana y venezolana a través del impresentable presidente Pablo Iglesias, de Podemos, que ha inoculado su veneno en las juventudes, ha fomentado los nacionalismos extremos queriendo desmembrar el país, convertido a la Gran España en casi el Tercer Mundo, y contagiado por muy buen rato al primer ministro Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español, PSOE; partido que ganó diecisiete elecciones, abrazando una doctrina liberal en lo económico y moderada en lo político.
Keiko agradeció el respaldo del escritor “porque en estos momentos no solo nos enfrentamos a la pandemia y al hambre, sino también al comunismo”. Recordemos, además, que el Perú ha tomado deuda por 100 años. Vargas Llosa sabe de la gran amenaza que se cierne sobre nuestro país, estratégico por sus recursos y ubicación para parte del eje del mal como Irán y Cuba. En su columna recuerda que combatió al fujimorismo sistemáticamente, pero considera que en la segunda vuelta “los peruanos deben votar por Keiko Fujimori [porque veo] con ella más posibilidades de salvar nuestra democracia, en tanto que con Pedro Castillo no veo ninguna”. Este primer respaldo internacional puede ser clave para la victoria de Keiko.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.