En su última columna en el diario Crónica de México (https://tinyurl.com/s3evzkxk), el escritor peruano Mario Vargas Llosa ha lanzado una voz de alerta frente a la amenaza que representan las propuestas comunistas del candidato presidencial Pedro Castillo. El Nobel de Literatura, siempre identificado con el Perú, recomienda a los peruanos votar por la candidata Keiko Fujimori, “pues representa el mal menor”. “Creo que en las elecciones que se vienen -las de la segunda vuelta-, los peruanos deben votar por Keiko Fujimori, pues representa el mal menor y hay, con ella en el poder, más posibilidades de salvar nuestra democracia, en tanto que con Pedro Castillo no veo ninguna”. Como se recuerda, Vargas Llosa fue candidato presidencial en las elecciones de 1990 y perdió precisamente frente a Alberto Fujimori, padre de Keiko, quien actualmente cumple condena. ¿Por qué ahora apoya a la aspirante fujimorista? La respuesta es sencilla. Vargas Llosa está sintetizando el sentir de miles de peruanos y advierte que sería nefasto para el Perú que la presidencia de la República sea asumida por Pedro Castillo, cuyas propuestas son una combinación de ideas trasnochadas y populistas, que enarbolan la bandera de la “justicia social” pero con una receta totalmente nefasta y demagógica. El autor de La guerra del fin del mundo es contundente: “Si esta es la sociedad que va a crear Pedro Castillo, es obvio que ella tendrá todas las características de una sociedad comunista, en una época en la que -los peruanos que votaron por él no parecen haberse dado cuenta todavía- el comunismo ha desaparecido del planeta, con las excepciones más horripilantes, es decir Cuba, Venezuela, Nicaragua y Corea del Norte”. Y añade: “Querer acabar con la minería, que es la riqueza de los Andes peruanos, es una temeridad sin precedentes, hija de la pura ignorancia, que sofocaría una de las fuentes básicas del desarrollo nacional”. Por cierto, la propuesta de Vargas Llosa resume el sentir de gran parte de los peruanos, que saben lo que significaría un gobierno radical pro comunista. Ya lo dijo el analista Hugo Guerra Arteaga en un análisis publicado en el portal “La Abeja” (https://tinyurl.com/xembhzpz): “Imaginar a la izquierda en el gobierno es avizorar, además, una continua lucha intestina entre facciones comunistas porque todas están signadas, inevitablemente, por el canibalismo político. Y suponer que esta izquierda rija los destinos nacionales es advertir cómo nos desbarrancaríamos en un modelo venezolano de ineficiencia, corrupción, represión, cancelación de libertades fundamentales y regreso impune del MRTA y de SL”.
(*) Escritor y sociólogo. Presidente de IPJ
y director de Editorial Río Negro.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.