Víctor López García

Víctor López García

PÁGINA INCONCLUSA

Acerca de Víctor López García:



Aprismo y fujimorismo deslinde importante y necesario

Página inconclusa

Comenzando por el nombre mismo ya hay claras distinciones. El APRISMO hace referencia a una sigla política -NO a una persona en particular- que es la ALIANZA POPULAR REVOLUCIONARIA AMERICANA; en cambio el FUJIMORISMO hace alusión explícita a un apellido de un individuo de origen japonés. 

 

En el plano ideológico el APRISMO es un cuerpo armónico de planteamientos teóricos, conceptuales y metodológicos de análisis y solución de los problemas históricos y estructurales, recientes y coyunturales del Perú y de América Latina, que HAYA DE LA TORRE denominaba como Indoamérica; desde una perspectiva nacional y popular expresada en el socialismo democrático también llamada social democracia, como una opción de izquierda democrática. En cambio, el FUJIMORISMO -que se conozca- NO es en modo alguno un conjunto afiatado de ideas conocidas y reconocidas respecto al país y la región. Es más, no tienen una concepción teórica propia alguna. 

 

Desde el punto de vista político,  desde su irrupción en la vida política del país el APRISMO adopta una clara posición de izquierda democrática, en defensa de los intereses nacionales (frente al imperialismo norteamericano y toda forma de imperialismo) y populares (de los sectores que integran el frente de clases explotadas y oprimidas por las clases dominantes) que se distingue nítidamente de las izquierdas marxistas (que respondían a Moscú primero y a Pekin después) en tanto que respuesta propia y desde nuestra particular perspectiva a la particular realidad peruana e indoamericana; no importada y de otras realidades como fue la teoría comunista entonces muy en boga. En cambio, el FUJIMORISMO tampoco tiene un conjunto elaborado de planteamientos políticos respecto al país, la región y el mundo. Solo se conoce su práctica política de gobierno durante la dictadura fujimontesinista; así como sus anteriores y recientes planteamientos electorales. No más.

 

Y desde la perspectiva programática el APRISMO siempre tuvo desde su fundación una Plan de Gobierno que respondía a los intereses y las aspiraciones de la inmensa mayoría de peruanos (obreros, campesinos, emprendedores, clases medias) y que se sintetizaba -cualquiera que sea su posición de poder; desde la oposición o desde el Gobierno- en la búsqueda del desarrollo económico, el progreso social y la modernización política y gubernamental. Propósitos que se consiguieron en forma progresiva cuando el Partido tuvo representación parlamentaria proponiendo y aprobando leyes en favor del pueblo. (Que es lo que debieran estar haciendo los actuales Congresistas que representan el APRA). Y también de alguna manera en las dos gestiones de Alan García; aun cuando estuvo lejos de las posiciones históricas de izquierda del aprismo revolucionario. En cambio, el FUJIMORISMO no tiene una propuesta programática de base; sino tan solo respuestas electorales coyunturales a cada situación de la realidad que le corresponde confrontar. 

VÍCTOR LÓPEZ GARCÍA (*)

 

 (*) Sociólogo, Politólogo y Comunicador



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Keiko Fujimori a prisión por 15 meses

Keiko Fujimori a prisión por 15 meses