No hay certeza de nada en el Perú, solo de la evidente incapacidad de este extraviado gobierno que sobrevive sobre la base de la confusión y mensajes contradictorios en los que Vizcarra se ha convertido en el primer problema del país, pues pareciera que no hay otro tema que interese más a la opinión pública. Mientras, Vizcarra con todos los reflectores encima, está dedicado a victimizarse y ensuciar la figura de la vacancia, equiparándola con una ruptura del Estado de Derecho, cuando es una prerrogativa perfectamente constitucional y necesaria.

Juega en favor de Vizcarra el desprestigio ‘express’ del Congreso, que los parlamentarios carezcan de solidez y credibilidad, y que sus votos, generalmente, tengan un precio. No me sorprendería que luego de la semana de representación, en que son agasajados por los gobernadores regionales y alcaldes, que a su turno son los mejores aliados del gobierno por la cantidad de dinero que han recibido antes y durante la pandemia, lleguen con su PIP (proyecto de inversión pública) de último minuto bajo el brazo y con una lealtad escondida en argumentos deleznables. ¡Irresponsables y cobardes! ¿Tan poco les importa el país? Nueve meses son una eternidad para manipular elecciones, ocultar pruebas, archivar casos y seguir anestesiando a la ciudadanía.

El político e historiador inglés Lord Acton acuñó una frase que todos los que ejerzan alguna autoridad, deberían tener presente: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Por ello, algunos emperadores romanos eran siempre acompañados por alguien que les decía con frecuencia: “Recuerda César que eres humano”. Vizcarra se hace el sordo y hoy quizás sea un César, pero en alpargatas.

Este gobierno en la lucha contra la pandemia ha ido dando palos de ciego con el método reiterado de prueba-error, donde se confunde la gestión con la propaganda en la que no pierden oportunidad de restregarnos sus grandes esfuerzos e inagotable trabajo. Hoy Vizcarra trabaja para salvarse de la cárcel. No me queda ninguna duda que salvo los múltiples viajecitos que le gusta hacer, con el riesgo que la portátil le salga respondona, el resto de su tiempo lo dedica a hilar fino con la Fiscalía.

A su turno, el temerario premier Martos sigue jugando de futurólogo y haciendo populismo epidemiológico. Desconociendo las evidencias científicas, ofrece la vacuna para fin de año cuando ésta aún no existe, ningún laboratorio serio ha concluido la fase clínica. Ahora más que nunca, generar este tipo de expectativas es un crimen.

La información debe darse con cautela y certidumbre. Igualmente confuso resulta que Pilar Mazetti nos anuncie que el Perú no firmará con AstraZeneca, por cuanto serían vacunas muy caras y que al país le correspondería un monto insuficiente. Todo suma Dra. Mazzetti. Información reciente del Financial Times informa que esta vacuna, desarrollada conjuntamente con la universidad de Oxford, ha dado un gran paso, demostrado una importante respuesta inmune en personas mayores de 55 años.

La tentación autoritaria ha destruido a Vizcarra pero no olvidemos que la razón y la conciencia no están confinadas, no nos escondamos por los tres motivos del Oidor: por miedo, por miedo y por miedo.