Como lo habíamos anunciado, la demanda de amparo interpuesta por el expresidente Martín Vizcarra, contra el Congreso de la República, fue declarada improcedente. Vizcarra, como mal perdedor, ha desatado una campaña de desprestigio contra la única magistrada proba e independiente que no se sometió a su poder corrupto.
Ahora, junto a su abogado dice que le pidieron una coima de medio millón de soles y que por eso no le dieron la razón. Una artimaña que tendría como finalidad castigarla por haber actuado de acuerdo a ley, además de ser un mensaje a la Sala que vería en segunda instancia dicha decisión. Es decir, si no me das la razón te denuncio y acabo contigo para siempre.
Vayamos al fondo de su denuncia, dice Vizcarra que le pidieron una coima, si eso fuera así, ¿por qué no interpuso la denuncia a la Fiscalía de Corrupción de Turno? Ellos tienen la posibilidad de intervenir y detener en flagrancia. ¿Acaso participaron de ese juego y sólo lo denuncian porque no fallaron a su favor?
En todo caso, de iniciarse una investigación, esta tendría que incluir a Martín Vizcarra y a su abogado. Mientras tanto, Vizcarra no podrá escribir las credenciales para acceder al cargo de congresista gracias a esa decisión de una juez valiente.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.