Voluntarismo es insuficiente para activar proyectos mineros

Voluntarismo es insuficiente para activar proyectos mineros

Es innegable que el desarrollo de los proyectos mineros son necesarios para el crecimiento, para ponerlos en marcha requiere trabajarlos con estrategia y firmeza desde el gobierno.

El titular del Ministerio de Energía y Minas (MINEM), Rómulo Mucho, creyente que será el factótum de la inversión minera, ha declarado que reactivará el desarrollo de los proyectos Tía María y Conga. En simultáneo ha recibido el respaldo de Confiep, dado que anuncia desde el cargo público lo que predicaba desde la actividad privada.
Para hacer afirmaciones sentenciosas a nombre del gobierno supone que hay una coordinación a nivel del Premier, lo que significaría un liderazgo que ha hecho cambiar de opinión a Alberto Otárola que, en septiembre pasado ante un anuncio similar del titular de turno del MINEM, declaró a la prensa que dicho proyecto no estaba en la agenda del gobierno.

La interrogante es: ¿cuál es la estrategia del gobierno para hacer cambiar de opinión a los opositores a Tía María? Las autoridades distritales y el alcalde provincial de Islay, así como el gobernador regional, llegaron al cargo predicando en sus campañas electorales la negación al proyecto. Por su parte, los grupos sociales de oposición no han cesado en su protesta.

En este contexto lo que quedaría sería el ejercicio de autoridad, es decir, el uso de la fuerza. No me imagino a la dupla Boluarte-Otárola enviando a las fuerzas policiales a la zona. Los luctuosos hechos ocurridos en Apurímac, Puno, Arequipa y Ayacucho; con el saldo de más de 60 muertos, algún reparo les debe significar.
En cuanto a Conga, ¿ha hecho el gobierno una indagación si están dadas las condiciones para reiniciar la inversión? El fracaso durante el “humalismo” debilitó la inversión minera.

Si el ministro Mucho cree que al haber sido ungido con la crisma del gremio de gremios empresariales es suficiente, se equivoca. Para empezar los antimineros ya lo han etiquetado como “el ministro de Confiep”. Para merituar el resultado de las etiquetas sería bueno que converse con Lourdes Flores que en la campaña presidencial del 2006 fue denominada “candidata de los ricos”

La incontinencia verbal de don Rómulo Mucho requiere que la ponga en pausa, porque desde un cargo público “todo lo que diga puede ser usado en su contra”.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.