Uno de los grandes temores que preocupan a los peruanos, en un supuesto que Pedro Castillo llegue a Palacio, es el inicio de prácticas violentas que afecten nuestros derechos fundamentales. Pero la barbarie comenzó incluso sin que culmine la segunda vuelta, la intolerancia es un sello de los seguidores de Castillo. En Ayacucho, se ha perseguido a golpes a la periodista Stefanie Medina de Canal N, quien cubría las actividades del candidato del lápiz. Esto es inadmisible en un Estado de Derecho y de vida en democracia. Es que en nuestro país desde la gestión de Vizcarra a la fecha, se han venido quebrantando de forma sistemática los derechos fundamentales de los ciudadanos. Esto ante la omisión encubridora y sometimiento de las instituciones que como el Ministerio Público o el Poder Judicial y ni qué decir del Tribunal Constitucional.
La violencia no la podemos permitir, en ninguna de sus formas, no podemos ser indiferentes, nos toca salir y defendernos y defender a quienes están siendo agredidos. Todos tenemos la obligación de luchar por el respeto de nuestras libertades, hoy fue la periodista de Canal N, mañana serán tus hijos, tus hermanos o tus padres, nadie está libre. Si tocan a uno nos tocan a todos los peruanos.
El ser candidato presidencial no te da derecho de atentar contra la integridad de los ciudadanos de quienes hoy pretendes tener sus votos, nos estamos jugando todo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.