Walter Ríos Montalvo

Walter Ríos Montalvo

Columnista Invitado III

Acerca de Walter Ríos Montalvo:





DESVARÍOS A CAUSA DE INTERPRETACIONES LITERALES EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Hace pocos días cobró notoriedad una noticia en la cual ochenta (80) postulantes al programa de becas “Presidente de la República” organizado por el Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec), habían sido descalificados por no haber cumplido uno de los requisitos que la citada entidad les solicitaba a efectos de aspirar a la obtención del financiamiento de estudios de maestría y doctorado en las mejores universidades extranjeras de su elección. El problema consistió en que habían incumplido con la siguiente condición: “Tener domicilio y encontrarse físicamente en el Perú, como mínimo un año previo a la postulación y durante todo el proceso de la convocatoria hasta la adjudicación de la beca”.

De acuerdo a lo sostenido por algunos expostulantes, existió una interpretación excesivamente literal del polémico requisito. En efecto, hubo candidatos que viajaron al extranjero por motivos académicos, laborales o que simplemente estuvieron un tiempo menor a veinticuatro (24) horas fuera de nuestras fronteras (Fuente Perú 21, edición virtual del 23 de julio de 2017). Lo anterior ocasionó que el comité evaluador declarará la exclusión de casi un centenar de aspirantes que por razones como las acotadas líneas atrás, vieron como sus sueños de estudiar en el exterior se truncaban.

Es pertinente señalar que la Defensoría del Pueblo acogió la denuncia de los afectados. En tal sentido, el ente defensor declaró como irrazonable la decisión de Pronabec al excluir del concurso a los 80 excandidatos.

La norma fundamental en la actuación de la Administración Pública es la Ley 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General. Este dispositivo normativo contiene en el artículo IV de su Título Preliminar la consagración de una serie de principios que regulan todo procedimiento administrativo. Entre ellos encontramos uno (1) que sería de especial aplicación al caso de los expostulantes: el principio de simplicidad. Así, aparentemente, exigir que el aspirante a una beca se encuentre en suelo peruano como mínimo un año previo a la fecha de su postulación, parecería ser excesivo e injustificado a efectos de la obtención de un financiamiento de estudios en otro país.

Sin perjuicio de ello, el principal problema en estos casos pasa por una inadecuada interpretación de las normas. En efecto, si atendemos a los demás requisitos del programa, apreciaremos que éste está hecho básicamente para que personas de bajos recursos accedan a una educación de calidad. Probablemente, la lógica de la condición en virtud de la cual el postulante no debe haber estado fuera del país los doce (12) meses anteriores a su postulación, responda a que lo contrario evidenciaría cierta capacidad económica que permita afrontar los gastos de estudios de postgrado en el extranjero, no obstante, esta impresión debe ser confrontada con otros mecanismos que desdibujen la primera idea, como sería el caso de viajes por razones de trabajo o académicos.

Felizmente en la nueva edición del programa “Beca Presidente de la República” el controvertido requisito ha sido flexibilizado.

No debemos obstaculizar el derecho que todo peruano tiene al libre desarrollo de su personalidad. La imposición de requisitos desproporcionados y, sobre todo, la inoperancia de interpretaciones estrictamente literales, generan una sociedad desigual. Estos jóvenes pueden contribuir decisivamente a obtener un país con tecnócratas del más alto nivel que estén decididos a trabajar por nuestra nación.

 





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Rosa Bartra: “Si Vizcarra renuncia, resuelve la crisis”

Rosa Bartra: “Si Vizcarra renuncia, resuelve la crisis”