Walter Ríos Montalvo

Walter Ríos Montalvo

Columnista Invitado III

Acerca de Walter Ríos Montalvo:





UNA HUELGA QUE PERSISTE

A inicios de semana el Ministerio de Educación, congresistas y representantes del magisterio sostuvieron reuniones que tuvieron por objeto terminar con la huelga de docentes y, a su vez, impedir que los niños, niñas y adolescentes continúen perdiendo clases, lo cual pondría en riesgo el presente año escolar.

Extrañamente, según comenta un parlamentario integrante de la cartera de congresistas conformantes de la última mesa de diálogo, después de haberse elaborado un proyecto de acta de solución, los representantes de los docentes decidieron dar marcha atrás a los acuerdos previamente arribados con nuestros representantes políticos.

Horas más tarde, se supo que esta frustración de solución se debió a que los docentes no están de acuerdo con la aplicación de la Evaluación de Desempeño Docente (EDD).

¿Qué es la EDD? Según la Ley de la Reforma Magisterial, la EDD tiene por objeto comprobar el desarrollo de las competencias y desempeños profesionales del docente dentro del aula. A su vez, según se lee del portal web del Ministerio de Educación, la EDD no constituye una prueba de conocimientos teóricos ni prácticos. Por el contrario, se detalla, su objetivo principal es evaluar la forma en cómo el docente se desempeña en el aula de clase, la manera en que gestiona el tiempo de aprendizaje, la promoción del razonamiento y creatividad de los alumnos, y cómo motiva el profesor a sus estudiantes.

El docente que no apruebe la EDD recibirá capacitación luego de la cual rendirá una primera evaluación extraordinaria. En caso desapruebe este examen, nuevamente el docente recibirá capacitación. Terminada esta, volverá a rendir una segunda evaluación extraordinaria. Si en esta tercera hipótesis se mantiene el mismo resultado, el profesor es retirado del magisterio.

Luego de haber descrito el procedimiento seguido para un eventual cese de aquel docente que desapruebe tres (3) veces continuas la EDD, cabe preguntarse: ¿Los escolares tienen la obligación de ser evaluados por un docente que no incentiva o desincentiva su aprendizaje, poco comprometido con su educación o que es pasivo ante eventuales sucesos de bullying dentro del aula?

Sobre este particular, es preocupante que los dirigentes del magisterio no hayan planteado una real opción al escenario de retiro definitivo de la carrera docente al haber desaprobado tres (3) evaluaciones consecutivas. Así, solo proponen la vigencia del statu quo, frenando el ascenso de aquel docente reprobado en múltiples ocasiones, sin recurrir a ningún mecanismo sancionatorio al respecto.

Un punto que merece resaltarse es que el gremio de profesores olvida algo que es esencial a toda negociación que busque poner coto a la paralización de clases: la necesaria concesión de pretensiones entre uno y otro sector.

En efecto, para nadie es un secreto que en esta huelga el Gobierno ha sido muy flexible con las demandas laborales de los docentes, no obstante, todo hace creer que el magisterio quiere hacer predominar sus pretensiones en todos los ámbitos planteados desde el inicio de la medida de protesta.

Es necesario que los docentes entiendan que gran parte de sus demandas han sido satisfechas por el Gobierno. Asimismo, deben comprender que docentes poco comprometidos retrasarán la educación de los estudiantes.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Pedro Patrón Bedoya: No cobré doble pensión del Estado

Pedro Patrón Bedoya: No cobré doble pensión del Estado