Willy Ramírez Chávarry

Acerca de Willy Ramírez Chávarry:



Crecimiendo económico

Nuestro gran desafío, en la presente época, es el crecimiento económico; es obvio que existen otros desafíos como: mejora en los servicios de salud, mejor educación, conservación del medio ambiente, erradicación de la violencia, entre otros; sin embargo, ninguno de ellos sería posible si no resolvemos el desafío del crecimiento económico, lo ideal sería que este crecimiento sea sostenido y a largo plazo. Los factores que intervienen en un crecimiento económico son: capital, trabajo y productividad; cada sociedad o cada economía, en particular, tiene sus características propias; el crecimiento económico de un país desarrollado no será el mismo que el de un país emergente, en estos últimos vive el 90% de la población mundial y donde, en promedio, el 70% de la población tiene menos de 25 años. Se ha establecido que, en los países emergentes, la tasa de crecimiento no puede -ni debe- ser menor del 7%; si no se supera esa meta, están condenados al estancamiento o el retroceso.

Es indudable que el crecimiento económico importa, con el crecimiento económico, los países y las sociedades entran en un círculo virtuoso, se produce un tránsito hacia más y mejores oportunidades y hacia una mejor calidad de vida; en el plano individual, si el crecimiento se estanca o retrocede, surge el riesgo para el desarrollo humano y la inestabilidad social y política. Pero, la teoría económica no siempre responde de la misma manera en contextos diferentes; lo que quiere decir que las economías emergentes no necesitan crecer a mismo ritmo de las economías desarrolladas; estoy seguro de que esto, al ser visto por un conocedor de la economía, será considerado una herejía; el crecimiento económico siempre ha sido el eje central de los cambios en la calidad de vida de las personas en el mundo; y el capitalismo tiene un rol fundamental en ello, entendiendo al capitalismo como los factores de producción (comercio, industria, capital y trabajo) en manos del sector privado y no del Estado.

El crecimiento económico necesita del capitalismo, pero este debe funcionar adecuadamente; para algunos el capitalismo es bueno y para otros es malo; el tema en realidad va más allá, y me atrevería a simplificar la gama de la siguiente manera: capitalismo de Estado (como China) y capitalismo de mercado (Estados Unidos); el capitalismo de eEstado es menos criticado que el capitalismo de mercado, a este último se le responsabiliza de grandes males como la corrupción y la desigualdad. Surge la interrogante: ¿cómo hacer para que el capitalismo ayude con el crecimiento económico y, a su vez, ayude a resolver los problemas sociales? Las ideologías de derecha sugerirán centrarse en el pago por el rendimiento y el reconocimiento a la labor individual, lo cual no está mal; las ideologías de izquierda propondrán que el gobierno expanda su rol y su responsabilidad, que el privado no solo se preocupe por el lucro sino por los programas sociales, resultando así la responsabilidad social corporativa.

Debemos desterrar de nuestras mentes el viejo antagonismo de lo público con lo privado; Estados Unidos en el siglo XIX desarrolló su infraestructura sobre la base de la asociación público-privada, internet viene demostrando que lo público con lo privado pueden trabajar juntos para mejorar nuestra sociedad, el Blockchain y la Criptomoneda han surgido como respuesta al control estatal sobre el dinero. No podemos intentar resolver el gran desafío del crecimiento económico siendo dogmáticos o manteniendo sesgos ideológicos; si de verdad deseamos un crecimiento económico sostenible y a largo plazo y solucionar los demás desafíos y problemas sociales de nuestro mundo, es necesario asumir una mentalidad mucho más amplia; entendamos, de una vez por todas, que cualquier ideología se opone al crecimiento.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Yehude Simon cumplirá detención preliminar en la Prefectura

Yehude Simon cumplirá detención preliminar en la Prefectura