Willy Ramírez Chávarry

Acerca de Willy Ramírez Chávarry:





Presente y futuro de la Educación Superior

Como alguno de ustedes, lectores, soy un afortunado. Formo parte de una familia donde la educación es un factor muy importante; cuento con dos doctorados y estoy por culminar un tercero (¡Filosofía!). Desafortunadamente,  la mayoría de personas en nuestro país no tiene tanta suerte, en muchos lugares del Perú la educación superior no está accesible fácilmente; por otro lado, quienes logran acceder a la educación superior no siempre obtienen la oportunidad de desarrollarse profesionalmente, un alto índice de graduados o titulados universitarios trabaja en una actividad diferente a su profesión, es decir, no ven compensado su esfuerzo y su tiempo.

Los grandes avances suceden cuando convergen: lo posible con lo necesario. Si llevamos esto al plano de la educación, veremos que es necesario acercar la educación superior a quienes la necesitan y, ahora,  sí es posible gracias a las nuevas tecnologías. ¿Cómo brindar educación de calidad a la mayor cantidad de personas posible?. Las respuestas no se hicieron esperar y surgieron plataformas de enseñanza-aprendizaje en un entorno digital donde uno puede recibir los mejores cursos de los mejores profesores en las mejores centros de enseñanza, y de forma gratuita (Coursera[1], por ejemplo).

Gracias a este tipo de programas, personas que nunca habían tenido acceso a un curso de calidad, por la ubicación geográfica o por el costo del curso, amas de casa que no pueden descuidar las tareas del hogar, personas que atienden a sus familiares enfermos, amén de las minorías reconocidas por la ONU. El primer elemento de estos cursos es el formato en línea, superando de esta manera la limitación física del aula; el siguiente elemento es la división del material didáctico  en la mayor cantidad de unidades o módulos, para que cada estudiante avance a su propio ritmo, sin el rigor de la “hora académica”; de esta manera se ha logrado romper el formato tradicional de la educación  de talla única para todos.

Como educador, podría decirse que los estudiantes no aprenden leyendo o mirando pasivamente un video, lo que hace posible el aprendizaje es el manejo del material para poder entenderlo realmente; el material debe ser multimedia e interactivo, con posibilidad de poder hacer o responder preguntas. Podríamos preguntarnos, también, ¿cómo corregir y calificar los trabajos de un gran número de estudiantes? La respuesta es: con el uso de la tecnología, partiendo de las preguntas de selección múltiple, preguntas de respuesta corta, la autoevaluación, etc.; obviamente, no se podrán corregir ni calificar todos los cursos de la misma manera, existen materias que exigen el uso del pensamiento crítico (humanidades, ciencias sociales, negocios, etc.), en las cuales podría recurrirse –por ejemplo- a la evaluación por pares. Hoy es posible la personalización de la educación; pero, humanamente no es posible asignarle un docente-tutor humano a cada estudiante, pero lo que sí se puede es asignarle a cada estudiante un aparato electrónico conectado a internet, este instrumento no se fatiga y obtiene un registro pormenorizado de los avances en el proceso.

¿Las universidades se han ido quedando obsoletas?. Mark Twain dijo alguna vez: “la universidad es un lugar donde los apuntes de la clase un profesor van directamente a los apuntes de clase del estudiante, sin pasar por el cerebro de ninguno de los dos”, la queja de Twain no iba contra la universidad sino contra el método de enseñanza-aprendizaje tradicional. Plutarco, hace dos milenios, decía que “la mente no es un recipiente que necesita ser llenado, sino la madera que necesita encenderse”. Nuestra tarea en el mundo de la academia es dejar de pasar el tiempo intentando llenar las mentes de nuestros estudiantes y pasar a dedicarle más tiempo a encender su creatividad, su imaginación, sus habilidades en la solución de problemas.

[1] https://es.coursera.org/





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
PJ revocó prisión preventiva a Luis Nava y le impuso arresto domiciliario

PJ revocó prisión preventiva a Luis Nava y le impuso arresto domiciliario