¿Y ahora quién paga las veredas rotas?

¿Y ahora quién paga las veredas rotas?

La semana pasada llegamos a un punto de agitación importante, fuimos testigos de destrozos, incendios de propiedad privada y demás desmanes que por algún insano motivo hemos normalizado. Es entendible que todos queremos y podemos hacer uso de nuestro derecho de protesta, pero aquí les dejo unas ideas sobre cómo protestar de manera óptima:

Primero, y súper importante, saber por qué estamos protestando y qué estamos reclamando. Aquí les pido que no caigamos en el facilismo de “¡por cambiar la Constitución, cerrar el Congreso, que renuncie Dina y adelanto de elecciones!”… Cuando hablamos de la Constitución, debemos entender que es un conjunto de reglas y normas que tienen como objetivo nuestro bienestar y el de la nación en su totalidad; evidentemente todo es mejorable, sobre todo cuando los tiempos cambian y vemos que hay temas que tal vez hoy ya no aplican, pero no tiene ningún sentido decir que toda la Constitución está mal, no seamos un gritoncito más que no sabe por qué grita.

Segundo, señores, les pido entendamos algo básico… el tiempo que se toman para protestar, es tiempo que dejan de producir, tiempo que dejan de sembrar sus tierras, tiempo que dejan de trabajar sus animales, o en general, tiempo que dejan de hacer lo que sea que estén haciendo que NO ES DESTRUCTIVO. Esto es importante porque deben entender que antes de enrumbarse en una protesta deben tener claro qué van a obtener tangiblemente al terminar este proceso. Lo único garantizado en estas protestas son heridos, tal vez algún muerto y muchos destrozos que al final ¿quién los paga?…TODOS LOS PERUANOS CON NUESTROS IMPUESTOS. (¿Lo saben, no?).

Tercero, señores, debemos saber escoger el foro correcto para protestar, partiendo del hecho de que nuestra protesta debe tener un objetivo; y ese objetivo, para ser alcanzado, debe obedecer a un proceso de reclamo bien hecho para ser escuchado; casi como cuando reclamamos en un banco, en una tienda o en cualquier otro tipo de empresa; llenamos el libro de reclamaciones, vamos a la ventanilla de reclamos, adjuntamos evidencias de nuestros reclamos y esperamos las instancias correspondientes para ver cómo lograrlo… ¿O acaso alguno de ustedes cuando quiere reclamarle algo al BCP o a Ripley o a quien sea, va a romperles la luna, tirarles piedras, etc.?

Señores, creo que por enésima vez debemos entender… no podemos ser tan manipulables, los daños causados nos costarán a todos, al final no se logra ningún cambio a favor de nadie y sólo terminamos malgastando más plata de todos. Como diría el tigre Gareca… PENSÁ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagramTikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.