Después de largas idas y vueltas, llegó la primera semana sin convocatoria a marchas pidiendo la vacancia; lo que no pudimos hacer en las urnas, creo que tampoco lo lograremos en las calles… finalmente damos por iniciado un régimen liderado por un partido socialista, comunista, ¡pensamiento Pedro!

Poniendo de lado la euforia política, ¿qué es lo que debemos esperar una vez que los “temores” se esfumen y empecemos a vivir la realidad? Vamos a revisarlo.

El crecimiento galopante del dólar, bien sustentado en la inestabilidad política y los estragos propios del desfalco económico mundial generado por la pandemia, deberá pronto de entrar en una meseta larga, lamentablemente será una meseta alta (por encima de 4.00), pero por lo menos podremos organizarnos con cierta “estabilidad”.

Ahora, algo que sí debemos esperar es que poco a poco las condiciones de toque de queda, restricciones de aforo y demás medidas de distanciamiento y restricciones horarias, serán más tolerantes, permitiendo una reactivación rápida de nuestra economía, y sobre todo, dará la oportunidad de posicionarnos bien con propuestas innovadoras en nuestros respectivos mercados. Podemos ver, por ejemplo, cómo es que el sector de bares y restaurantes está recuperándose a pasos agigantados, los comensales llenan los salones y es algo que durará por lo menos hasta el final del verano del 2022, salvo que una nueva ola de covid vuelva a caernos. Veremos cómo es que nuestras actividades en general nos presentarán nuevas oportunidades de toda índole, en toda etapa de recuperación se generan espacio que, si estamos preparados, podemos aprovecharlos bien.

Los que se encuentran en el sector retail, deberán ser muy precisos en la orientación de la oferta que trasladen a sus consumidores, la pandemia ha reeducado a los compradores, incrementando enormemente el hábito de compras online, esto hará que inevitablemente la venta presencial se vea afectada. En esta misma línea van los supermercados, dado que está comprobado que el ticket de compra promedio ha caído casi en un 20%, dado que de manera online se compra lo que se necesita, mientras que presencialmente se compra también por impulso visual. Yendo a ligas mayores, veremos cómo grandes actores de nuestra economía irán pagando sus deudas y creciendo más que nunca…¿por qué?, simple, venden en dólares y pagan en soles, con el dólar por los cielos  creo que ya tenemos claro quiénes son los ganadores de toda esta coyuntura, ¿verdad?

En fin, se nos vienen años con muchas oportunidades, para todos aquellos que sepan leerlas, ¡estemos atentos! Buena semana para todos.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.