Mucha gente se pregunta: ¿para cuándo tendremos la vacuna? Y la verdad es que no existe una respuesta clara porque aún ninguna vacuna está lista. Es importante por eso estar informado de cuáles son las expectativas y qué parámetros de decisión enfrentaremos cuando esta finalmente llegue.

Muchos usan como término de referencia para calcular el tiempo que demorará la vacuna comparándola con el virus conocido como A(H1N1)pdm09, gripe porcina o como la Organización Mundial de la Salud le denominó H1N1/09 pandémico. Este virus comenzó en abril de 2009 y se encontró la vacuna en menos de un año, de hecho, el 10 de agosto de 2010, la OMS anunció el fin de la pandemia de influenza H1N1. Sin embargo, este virus era diferente por dos cosas, primero atacaba más a personas jóvenes que a los adultos mayores de 60, esto debido a que un tercio de la población de las personas mayores de 60 años tenía anticuerpos contra este virus por haber estado expuestos a alguno de los virus H1N1 en algún momento de sus vidas. Y aquí viene la segunda diferencia con el Covid-19, y es que la H1N1/09 pandémico era ya un virus conocido, por tanto, era más fácil analizarlo y elaborar una vacuna. Tampoco debo dejar de mencionar que H1N1/09 pandémico sigue circulando como virus de la influenza estacional y sigue causando hospitalizaciones y muertes cada año a nivel mundial.

A diferencia de esta pandemia del 2009, los coronavirus son menos conocidos y solamente habíamos tenido en el 2002 SARS que apareció en China y el 2012 en Medio Oriente el MERS. Cuando aparece este Covid-19, se pensó que iba a ser como el SARS y el MERS, pero como sabemos ha tenido una velocidad de diseminación muy alta.

A pesar de que hoy se está haciendo todo más rápido y son muchos laboratorios que están en carrera para poder lograr la vacuna, aún no la tenemos. Lo que tenemos son varias vacunas entrando en la fase 3 donde se involucra a una población de miles de personas, que si bien es la última etapa eso no significa que está lista, aún hay que esperar que no haya efectos adversos graves. Los proyectos de vacuna actualmente son la de Astrazeneca que trabaja la universidad de Oxford, Sinopharm y Sinovach de Chinas, Moderna y Johnson & Johnson de Estados Unidos, BioNTech (alemana) y Pfizer (Estados Unidos). Rusia afirma que ya encontró la vacuna de nombre Sputnik, y China dice que también la tiene a través de la compañía Cansino.

Las cosas aún están definiéndose, y tenemos que estar claros que cuando llegue habrá que seleccionar quiénes serán los primeros en ponérsela.

@sandrostapleton