Estamos a pocos minutos de las tres de la madrugada del día lunes, acabo de culminar el mejor fin de semana de mi vida, me casé el viernes pasado con mi novia, y hace un instante caí en cuenta de que tendré el honor de ser publicado el 28 de julio, día de nuestra independencia y de todos los valores que nos dejó a lo largo de los años cada uno de nuestros gobernantes. Como les decía líneas arriba, el viernes pasado me casé con el amor de mi vida, iniciamos nuestra relación pocos días antes de la pandemia y el día viernes hemos asumido el feliz compromiso de amarnos y ser mejores uno para el otro de por vida. ¿Cómo es que este hecho tan humano, termina siendo una gran palanca para el artículo de hoy?… Pues hoy, como diría mi hermana, se diluyen sensaciones… yo deberé entender que no todo será color de rosa pero el propósito siempre será positivo, y todo el sector empresarial debe entender que el día de hoy MIÉRCOLES 28 DE JULIO, recién recibiremos una foto clara de cómo se desempeñará Pedro Castillo en los próximos meses y años.
Nosotros como empresarios debemos ya dejar atrás las conversaciones ideológicas y pensar en poner todo de nuestra parte para que Pedro Castillo haga un excelente gobierno. Lo que debemos hacer primero es ordenar contablemente nuestra compañía, tener claro qué tenemos en casa y saber muy bien el orden, para que si en dicho discurso identificamos algo que nos ponga en riesgo, podamos actuar rápidamente. Por otro lado, debemos actuar con mucha cabeza fría. ¿Nos quedamos o nos vamos?… Diluyamos las sensaciones generadas por todo lo previo… ¡La campaña ya terminó, señores… Estamos hoy ante nuestro nuevo presidente de la república. La ampliación de nuestro negocio, si cerramos o lo mantenemos abierto, si contratamos a A o B personas, si aumentamos una nueva línea de productos, entre otras decisiones claves para nuestros negocios, DEBEN ESPERAR, dejemos de comer ansias que en pocas horas Don Pedro Castillo se pronunciará. Hoy nos toca tener la alternativa clara, pero la acción determinará siempre quiénes somos… A estas alturas no estamos para actuar por sensaciones… Esperemos calmados el mensaje. Creo que un error común es quedarnos con la envoltura y botar a la basura el chocolate sin haberlo probado sólo porque la envoltura no nos gustó. Bueno, la envoltura de Pedro Castillo y lo que representa es de terror… pero con calma veamos el contenido, para así tomar decisiones acertadas.
Dentro de todo, hoy toca celebrar, así que ¡Arriba Perú! Feliz bicentenario de libertad, señores, luchemos por seguir siempre en esta condición.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.