Agreden a un héroe de la Pacificación

José Luis Gil, ex GEIN y héroe de la pacificación nacional, ha sido agredido por la misma Policía que él dignamente personificó por varios años. Qué vergüenza.

Es el mismo José Luis que ha lanzado en sus redes este pedido: “Queridos amigos, la Policía ha detenido en la marcha a Héctor Alvarado Cordero que está en la División de asuntos sociales del Rímac. ¿Algún abogado patriota que pueda apersonarse a apoyarlo para verificar su situación legal? No podemos abandonarlo”.

LA GRAN MARCHA

Si bien es cierto en el último año hubo por lo menos tres marchas considerables (las dos primeras en agosto y septiembre del año pasado y luego en el mes de abril de este año) la del último 5 de noviembre sí convocó decenas de millares de compatriotas. Destacamos la participación de la población adulta. Gran marcha que ya marcó un antes y un después en el régimen de Pedro Castillo, como dice en esta misma página el extitular del BCR, Jorge Chávez Álvarez. Y puso al desnudo la utilización de la Policía como el brazo represor de un gobierno corrupto y criminal, subraya por su parte Fernán Altuve.

A GANAR A LA JUVENTUD

No se puede negar que la participación de la población adulta fue importante, aunque la juventud se hizo extrañar. ¿Qué puede estar pasando para que la muchachada no esté tan cercana a las marchas? Evidentemente hay un problema de liderazgo pero también que la izquierda ha sabido captar el sector universitario. Ese es un asunto pendiente por resolver. Acercarse al sector juvenil y ganarlo. Y eso no se hace con memes o selfies como hacen algunos que juegan a la política sino con activismo y verdadera representación.

EL GRAN CULPABLE

Hay otro detalle a tomar en cuenta. Como bien dijo Juan Sheput en Willax Tv, las marchas servirán de muy poco si no se logra poner las exigencias y reflectores sobre el verdadero y real causante de esta situación: el Congreso de la República. En efecto, el Congreso no hace su trabajo, mece a la ciudadanía atarantándola con las redes sociales pero en la práctica no hace nada de control político.

LA POST MARCHA

Allí están por eso enseñoreándose y burlándose de la marcha tanto el Gobierno con sus ministros, incluso los congresistas oficialistas. Era previsible que fueran decenas de miles de personas. El Gobierno lo había calculado, pero debe saberse que hay una post marcha en la cual tiene que haber personas dispuestas al debate con las huestes gobiernistas, pero no las hay.

HAGAN SU TRABAJO

Veremos si la oposición va más allá de las marchas que es lo que realmente se necesita. Olvídense del figuretismo con la OEA. Exijan que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (SAC) de una vez por todas saque adelante las denuncias constitucionales contra Pedro Castillo y Dina Boluarte. Señores y señoras congresistas, está bien ir a las marchas pero primero hagan su trabajo.

HEY, “NANO”

Hablando de la SAC, nos cuentan que a los congresistas no les gusta agarrar las papas calientes, los casos que exigen temperamento y personalidad, más allá de amiguismos o falta de temple. Es el caso de Hernán “Nano” Guerra García que se ha negado a aceptar el encargo de ser el congresista delegado de investigar la denuncia contra una exparlamentaria. Haría bien Lady Camones en publicar la lista de congresistas que se niegan a cumplir con su función.

NO TEMAN

Si los parlamentarios se pelean por estar en comisiones o subcomisiones importantes no debe ser para tener fuentes o momentos para perennizar en selfies o redes sociales, sino para trabajar y no temer a los encargos o tratar de librarse de las papas calientes para no pelearse con la amiguita o con los amiguitos. Reiteramos: este Congreso deja mucho que desear.

PAPELÓN

Hasta ahora, por ejemplo, no se entiende cómo la Comisión de Constitución, que preside el mismo “Nano” Guerra García, permitió que el presidente del Congreso José Williams hiciera el megapapelón de mandar una consulta al Tribunal Constitucional para que “interprete en nombre del Congreso” el artículo 117 de la Constitución. Eso es un papelón para la posteridad, como si el TC fuera un organismo que le tiene que hacer la “chamba” al Congreso.

MORALES MIRANDA

“Esta es la realidad, Si el Congreso no entiende que en sus manos está la salida a la crisis, seguiremos hundiéndonos más. Se necesita madurez política para aprobar el adelanto de elecciones generales, la marcha del 5 de noviembre expresó el interés por la salida de Castillo y también del Congreso”. Es lo que dice Pedro Morales Miranda, de Acción Popular.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.