Beto Ortiz destroza a libraco que es una oda a Vizcarra

Una crítica literaria al adorador del exmandatario.


El autor de ‘Maldita ternura’, Beto Ortiz, ha lanzado una crítica feroz al libraco permisivo de Martín Riepl, es decir al libro que enaltece a un lagarto aún embrionario llamado Martín Vizcarra que prematuramente adoraba y apoyaba su tocayo Riepl.

“Oda a Vizcarra” titula Beto al escrito de Riepl, quien ha respondido afirmando que también el conductor de Willax estuvo emocionado con el Vizcarra presidente de los primeros días. Pero -como se sabe- el desengaño no sólo de Beto, sino de mucho más que medio Perú, fue rápido, no obstante la cantidad de guaripoleras que defendían al saurio de la prensa concentrada.

Concurso trucho

En el Banco de la Nación se ha venido dando algo curioso: se ha convocado a un concurso de gerentes a través del FONAFE, esto para darles formalidad y solemnidad a un “concurso trucho” o amarrado. Mejor dicho para colocar o remachar caviares parásitos en ese banco, varios de ellos fungen de jefes y gerentes.

Perfiles hechos a la medida, por ejemplo, los casos en que con simples bachilleratos se lanzan a ocupar cargos de dirección, no obstante que en otras entidades se solicitan maestrías…

Lagartos mediáticos

¿En qué momento Viga Comunicaciones, caracterizada por gestionar “blindajes mediáticos” para los gobiernos de PPK, del lagarto Martín Vizcarra, Francisco Sagasti y Pedro Castillo, se interesó en el Congreso? Esta semana vimos al socio de Mónica Moreno, Ángel Castillo, dando vueltas por el despacho de Alejandro Soto sin que el floro de ese dúo convenza a incautos.

Madrinazgo del poder

Este tipo de vendedores de humo, si bien es cierto que vienen desde fines del gobierno del delincuente Alejandro Toledo, e inicios del segundo Alan García, agarran fuerza con Humala y se consolidan con el lagarto moqueguano, el mismo que ahora huele a reo.

Arman cotos cerrados en la administración pública, dice Arístides Álvarez, como en el Mininter y Defensa, y hasta la normativa hace que solo ellos tengan acceso al aparato estatal, pero con un denominador común: el padrinazgo del poder. En este caso, dicen, de Karina Quinde, jefa de comunicaciones de la PCM. ¿Es cierto?

Nadie lo vio

Vimos al clon de Jorge Rochabrun Gamarra (hombre de confianza de la ministra de Vivienda, Hania Pérez de Cuéllar), en la sede central de la Procuraduría del Estado. Lo raro es que no figura en el registro oficial de visitas, ni se sabe qué gestionaría en este secretismo por medio de funcionarios de Comunicaciones.

Ojo que la titular de Vivienda es investigada por la sospechosa designación de Jonatan Ríos como director del Programa de Saneamiento Urbano (PNSU).

Rojo de rabia

Luego de correrse durante semanas de EXPRESO, el candidato al CAL Martín Salas –hermano de Alejandro Salas, exministro de Pedro Castillo– dio una entrevista a La República donde solo habla de política, y de paso se manda contra su rival Alberto Balladares.

Resulta que este último fue jefe de Sucamec y se negó a un pedido de “capacitación” de prefectos rojos, lo cual causó molestias. Ojo que Salas lleva en su lista a Julián Palacín y otros cercanos al comunismo.

Maltrato a niños

Mucho habla el ministro de Salud, César Vásquez, de trabajar por los menos favorecidos, pero en Lima faltan medicinas básicas. En el Hospital del Niño de Breña, por falta de anestesia inhalatoria a uno le limpiaron los ojos con gasa y le causaron tremendo llanto.

En el Área de Emergencias, el vigilante impedía que una madre de familia con discapacidad sonora ingrese con un familiar que la ayude. ¿Para eso pagamos impuestos?

Bien González-Olaechea

Hace bien el canciller Javier González-Olaechea en anunciar mecanismos de supervisión más estrictos para las ONG que reciben financiamiento del exterior. Para empezar, estas entidades no deberían intervenir en política.

Esto porque en varios países, como en el Perú, hacen de partidos políticos, jugando en pared con su prensa oenegeta o de izquierdas.

Judicializan la política

Menos aún esas ONG deberían encabezar la judicializando de la política, como lo ha venido haciendo la ONG roja Instituto de Defensa legal (IDL) manejada por Gustavo Gorriti.

Esa politización, que se hizo abierta con los casos Odebrecht y Cuellos Blancos, ya existía en forma descarada en las ONG de derechos humanos, defendiendo a terroristas y persiguiendo a las fuerzas del orden, en especial al Ejército, como ha sucedido en los últimos 30 años, con financiación de fundaciones como la del megaespeculador George Soros.

Bukele marca la cancha

Hace bien Nayib Bukele cuando se hace esta pregunta clave: “¿Quién eligió a Soros para dictar leyes y políticas públicas? ¿Por qué se siente con derecho a imponer su agenda? Déjenme decirles algo, Soros y sus compinches chocaron contra un muro de ladrillos en El Salvador”. Muy bien.

Tienen razón los internautas cuando afirman que Bukele está destruyendo el globalismo en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC).

LO MEJOR DE POLÍTICA: 

Adriana Tudela denuncia que «la JNJ tiene una doble moral escandalosa»

José Arista rechaza gestión anterior de Petroperú: Petrolera es un barril sin fondo

Bajo el gobierno de Dina Boluarte, estamos en manos de una ‘santísima trinidad’: expresidente de Petroperú analiza a nuevos actores

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookXInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.