Cerrón no puede con su genio


El secretario general de Perú Libre, Vladimir Cerrón, encabezó una actividad partidaria en el patio del colegio emblemático Alfonso Ugarte, donde planteó la necesidad de gobernar bajo la perspectiva de la ‘revolución’, en el marco de una nueva Constitución producto de la asamblea constituyente que propugna. Interpelen al ministro Rosendo Serna.

Poco le faltó para plantear también, aparte del cambio de la Constitución, hacer lo mismo con la bandera nacional, como lo promueve su pupila tacneña Nieves Limachi Quispe, que de Perú Libre se fue a Perú Democrático, del ‘tuco’ Guillermo Bermejo.

MAR DE FONDO

Todo empezó con un tuit que se deslizó a las 7:30 de la noche de ayer que daba cuenta de los cambios. Claro que era vox pópuli que el presidente Castillo había obviado el viaje a Davos (Suiza), dejando que su rival Dina Boluarte participe en el cónclave del jet set internacional, mientras en Lima el chotano y el inamovible Aníbal Torres hacían los últimos enjuagues para el nuevo Gabinete.

DURO DE MATAR

¿Por qué se queda en la jefatura de la PCM “Muchachito tonto”? Sencillo. Porque su audaz insistencia en la asamblea constituyente, por encima de los vetos y candados puestos por el Congreso, logró que el “prosor” sintiera un alivio ante las presiones por la vacancia por parte de la oposición. No solo eso sino -como ya adelantó este polidato- los cálculos de Palacio dicen que logró levantar en 5 puntos la aceptación de Castillo en las encuestas de opinión pública.

POBECHITOS

En el camino del premierato fracasaron los sobones y chalecos profesionales “Peladinho II” Alejandro Salas, de Cultura, y Roberto Sánchez (Comercio Exterior), el último de los mohicanos del ya semimuerto grupo Juntos por el Perú que dejó al pobre Yehude Simon sin partido. Como ya se ha probado con el decano de proditores, Daniel Salaverry, ahora Sánchez reafirma que la traición no paga. Pero su gran logro es haber colocado a su gente en diversas reparticiones públicas y en todo el país.

PERDEDORAS MENORES

Aunque usted no lo crea, amigo lector, otras perdedoras menores son Betssy Chávez, quien ya no tiene cabida en el gabinete, como lo verán. Muy audaz ella quiso sentarse en el sillón de Aníbal Torres, que tonto no es, como lo ha probado en estos meses. Otra damita que acariciaba ese puesto, porque ve cada vez más lejos la presidencia, es Dina Boluarte, quien hacía esos cálculos en su entorno, junto con sus amigos caviares.

CERRÓN HACE ENROQUE

Vladimir Cerrón es otro duro de matar que ha perdido en esta jornada. A sabiendas de que su hombre de confianza en el sector de Energía y Minas, Carlos Palacios, era ya un mero fusible, no habría vacilado en tratar de hacer algún enroque, pero el tiro le salió por la culata. Al parecer lo han puenteado. Por eso reclama que los cambios se hicieron “al margen del partido o en forma inconsulta”.

CHINA Y MÉXICO

Con el agravante que la nueva ministra Alessandra Herrera Jara, “tiene llegada a las mineras”, se lamentan en su entorno. Puede ser. Y es obvio que así sea, después de la tragedia del sector vivida con la antiminera Mirtha Vásquez en la PCM. Y es que en círculos informados se sabe del malestar en las embajadas de China y México de AMLO por todo lo de Las Bambas y los sucesos de la Shoutern donde unos malvados privaron de agua al campamento y a todo el complejo minero.

GOLPE AL TAPIR

De forma que a Cerrón, “Tapir” para los amigos, le han dado un duro golpe. Solo le queda el sector Salud al dueño del partido de Gobierno. Algunos incautos pensaban que el sector agrario, donde la delincuencia izquierdista caviar, encabezada por gremios cascarones, había puesto la puntería, en alianza con la tonta útil de fujimorismo que maneja la Comisión Agraria del Congreso, pasaría a manos de “Tapir”. Craso error.

¿VADE RETRO EN MIDAGRI?

Allí -al Midagri- va uno de Perú Libre y del Parlamento Andino, sí, pero se trata de Javier Arce Alvarado, un personaje que ha hecho de las invasiones y los líos de tierras el leitmotiv de su vida y sus circunstancias accidentadas, como se comenta de Santa Rosa, Ancón y más allá. ¿Un retroceso? Esperamos que no suceda un vade retro.

¿ALÓ, HUILCA?

Los caviares como Indira Huilca, que en su programa mínimo soñaban con capturar el Ministerio de Trabajo, entre otros, manteniendo sus posiciones en Petroperú, con Humberto Campodónico, ahora resulta que están con los crespos hechos. No basta con cambiar los logos, camaraditas guapas, por ejemplo, de “Juntos por el Puesto” por otros más potables. El problema es que la opinión pública los ve como parásitos.

PROGRAMA MÁXIMO

El caviaraje y “Los Niños” de Acción Popular clamaban por un gabinete de “ancha base” para lograr más ministerios. El programa máximo del primer grupo era dar viabilidad a los pedidos de sus peones, el cardenal Pedro Barreto, y el dueño del Acuerdo Nacional, Max Hernández, quienes tenían la misión de convencer a Pedro Castillo a hacer un gabinete caviarizado con participación ínfima de otras fuerzas políticas. Por ahora todo eso es pura quimera. Más aún con un Cerrón que tiene sangre en el ojo.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.