DINA BOLUARTE MIRA LA DINI
Dina Boluarte. Borja/EXPRESO.
A+

Fuentes perulibristas refieren que la vicepresidenta Dina Boluarte anda serrucho en mano organizando equipos de trabajo para colocar allegados y parientes en puestos públicos. Incluido en la casa del espionaje cholo donde el jefe de la DINI, el “Chilico” José Fernández, mira sabotajes en todas las áreas. Pronto revelaremos los nombres de algunos antiguos exmiembros de la DINI que hoy apoyan, sigilosamente, a nuestra dinámica vicepresidenta.

GUIDO ESTÁ HUNDIDO

Se le viene la noche al payasesco Guido Bellido. No contento con actitudes discriminadoras o condescendientes con el terrorismo, ayer ninguneó a una vecina de San Juan de Lurigancho que le reclamaba la falta de agua. Cuando la ciudadana le recordó que habían hablado en el “Rancho de Pool” –local de eventos sociales donde se reúnen dirigentes de izquierda-, el aún premier emprendió la retirada asustado.

COLABORACIONISTAS

Ojo que la semana pasada operadores del partido y de Palacio estuvieron en el Congreso sondeando la posición de Acción Popular, de la acuñista APP y de Podemos para ver la posibilidad de un “gabinete multipartidario” porque el actual hace agua. ¿Qué nos pueden decir los colaboracionistas Carlos Zeballos, Raúl Doroteo y José Arriola, voceros de Acción Popular lescanista, Eduardo Salhuana de APP y Enrique Wong, de Podemos Perú?

VISITA IMPERTINENTE

Obvio que el llamado gabinete hace agua. Tanto que este “Maqtillo” Bellido efectivamente había ido a visitar a Daniel Abugattás, en el Instituto Nacional Cardiovascular (INCOR), donde estuvo internado el expresidente del Congreso, quien ahora está ligado a César Acuña, líder de APP, nada menos que para ofrecerle la presidencia de la PCM. ¿No es impertinencia una visita de esa naturaleza?

¿NECESITA SU MERECIDO?

Volviendo a las correrías de ayer del “Maqtillo” Bellido, subrayamos que una vez más evitó responder preguntas de la prensa. Es más, sólo dejó pasar a un área restringida a camarógrafos y fotógrafos, pero a ningún reportero que haga preguntas. ¿Tanto miedo tiene hablar sobre el cadáver de Abimael Guzmán o de la bronca entre su “api” Vladimir Cerrón y el ministro Aníbal Torres? ¿Acaso teme que, si le vuelve a faltar el respeto a un periodista, le den su merecido?

ARRUGUEN NOMÁS

Nos hundimos en un hoyo cada vez más hondo, lloran los caviares -en coro- ante la repulsa que causó la presencia de Avelino Guillén en un centro comercial. La izquierda de todo pelaje que ha creado este clima de confrontación ahora se araña con el abucheo a Guillén. ¿Por qué no se arañaron ante las agresiones físicas (y no solo abucheos) a los excongresistas Carlos Tubino y el puñetazo a Ricardo Burga? En estos casos apoyaron las golpizas y los llamaron “héroes”. EXPRESO rechaza todo tipo de agresión, venga de donde venga.

DE CARRERA

Pero como somos más amigos de la verdad que de los odios, debemos recordar que Avelino Guillén fue un hombre de carrera en la Fiscalía cuando esta entidad estaba adscrita al Poder Judicial o no existía la separación de hoy. Ingresó a la carrera judicial el joven Avelino en los 80, bajo el paraguas del respetable fiscal Daniel Caballero Cisneros, quien fue presidente del Consejo Nacional de la Magistratura.

NO ERA APRISTA

Guillén nunca fue aprista, pero fue confundido como tal en el autogolpe fujimorista del 5 de abril de 1992 e incluido en la razzia de jueces y fiscales nombrados por Fernando Belaunde y Alan García. Sí, pues. Y con el mote de aprista Guillén fue incluido por error en una razzia junto con otros magistrados como Mateo Castañeda, Pedro Chávarry y muchos más.

LA VENGANZA

Guillén, de condición humilde, era el único soporte económico de la familia, incluido de su hermano, cuando no había los elevados sueldos actuales ni en la Fiscalía ni en el PJ. Dicen que Avelino fue expectorado sin liquidación y sin poder interponer un proceso de reposición porque estaba prohibido por una jugarreta de Vladimiro Montesinos. Pasaron los años, cambiaron los tiempos y los gobernantes y Avelino regresó con el ojo rojo y con ansias de venganza que lo concretó en el llamado “juicio del siglo” contra Alberto Fujimori. Esa es la verdad completa.

MÁS DE LA CUENTA

Difícil momento pasó la congresista de Avanza País, Norma Yarrow, durante la sesión de la Comisión de Comercio Exterior. Resulta que olvidó apagar la cámara de su computadora cuando se disponía a ducharse y mostró más de la cuenta. Más allá de burlas tontas de fisgones, sería bueno que los padres de la Patria tengan más seriedad a la hora de debatir leyes de interés nacional.

CULEBRÓN EN CANCILLERÍA

Mañana, la Comisión de Asuntos Disciplinarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo del embajador Rómulo Acurio, presentará su informe sobre la investigación al embajador del Perú en Bolivia, José Boza Orozco, por su supuesta participación en el denunciado complot para destituir al embajador Fortunato Quesada. Este culebrón al interior de Torre Tagle, que involucra también al excanciller Popolizio y otros, estaría por finalizar y, según cuentan, se viene con una severa sanción.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.