DOÑA ELENA
A+

Ahora sí hay que contar la historia, amigos lectores. La madre de los dos hermanos y de otros que no viene al caso detallar, doña Elena Tasso, le pedía a su entonces hijo presidente, le rogaba, que liberara de una buena vez a Antauro. Intercedía la buena señora incluso ante los hombres de confianza de Fujimori, como un médico, para que la liberación o indulto de Antauro saliera en paquete con el del preso de la Diroes. El amor de una madre por su hijo preso llegaba a dar ese tipo de concesiones políticas difíciles de entender.