El último baile del huérfano pajarillo

Estos characatos son abusivos con el anciano premier “Caníbal” Torres. Hace unos días lograron que este huérfano pajarillo aceptara bailar una exigente danza del cañón del Colca con una chica superdotada para esos menesteres.
¿No les parece una exageración? Todo esto sucedió en la inauguración de la I.E. Casimiro Cuadros en Cayma, Arequipa. ¿O es que el anciano titular de la PCM sigue los pasos del presidente Pedro Castillo que ha convertido Palacio en una suerte de chingana o Sarratea II? No pues. Así no juega Perú.

DIÁLOGOS IMAGINARIOS

Este martes fue una noche de tensiones en Palacio de Gobierno y la Plaza Bolívar. Llegó Dina Boluarte a Palacio y de inmediato se dirigió al despacho del chotano. Después de los cumplidos y saludos, el “SPR” fue directo al grano, con aire envalentonado, de seguro por el fallo del Tribunal Constitucional que se trajo abajo la denuncia constitucional de traición a la patria.

“CON EL PUEBLO”

Acto seguido, se despachó en forma enérgica poniendo en claro que se le había acabado la paciencia con esos congresistas “coj…” que no lo dejaban gobernar. Y que no lo haría con legalismos sino que sus ronderos y activistas (se supone movadefos) ya estaban listos para el asalto del Palacio Legislativo en cualquier momento si no se alineaban con el pueblo.

LA DESILUSIÓN

El rostro de doña Dina era de desilusión porque se derrumbaba el castillo que le había armado su asesor en la sombra, “Julio Sinfloro”, y la recua de caviares con el “Mexicano” Nieto a la cabeza, esto para armar un gobierno de ancha base una vez expectorado el sindicalista básico “Pedro Navaja”. Con tal objetivo hasta habrían tentado al general José Williams y a otros con cerca de 20 votos en el Congreso para una eventual vacancia. ¿Será cierto?

TOMA DEL CONGRESO

Volviendo a la reunión palaciega el “prosor” estaba más que locuaz. Hacía cálculos de la correlación de fuerzas entre el gobierno y la oposición y llegaba a la conclusión que sus “montoneras” y expertos en algaradas, llámense ronderos o reservistas, ya tenían la misión, no al estilo de la fracasada “toma de Lima” del 10 de noviembre, sino que ahora sí iba en serio, pero en la modalidad del asalto y toma del Congreso.

LAS FF.AA. Y LA PNP

Ensayaba el paisano de Sarratea, en una suerte de futurología de corto plazo, los escenarios con las Fuerzas Armadas y Policiales. Estos últimos, los policías, dijo el chotano con sus ojitos de ardilla ardiente, “están con nosotros”. Eso está cerrado, pero no así con el Ejército dubitativo, menos aun con la Marina y la FAP, que –como se sabe- no se prestaron para apoyarlo el día de la presentación de la cuestión de confianza por la ley antirreferéndum.

LAS ILUSIONES PERDIDAS

Aún en ese escenario adverso, el hijo político de Vladimir Cerrón estaba convencido que sus “paramilitares” se armarían de valor para dejar, en el olvido, los 200 años en que la maldita derecha había gobernado este país fallido. Ante la locuacidad inusual de su interlocutor, algo se desvanecía en Dina. Como consuelo pensaría que no sería el tayta Felipe Maywa quien haría morir la muerte sino que Peter Castle mataría sus ilusiones. “Ya las penas se acabaron/ todas te las has sufrido”, cantaría nuestra coya chalhuanquina en vez de la huachafa “Falsía” al estilo de Flor Pucarina.

AMPAY, ROSSELLI

Entretanto, desde este martes, el rumor del cierre violento del Congreso se esparcía en medio de debates jurídicos sobre la viabilidad o no de la figura de la suspensión del “SPR”. Es cuando los sectores colaboracionistas del Congreso fueron “ampayados” por la red de Beto Ortiz quien los ubicó, reunidos, en la casa de Rosselli Amuruz (Avanza País) en Monterrico, dizque para discutir la cuestión de confianza y la moción de suspensión contra José Pedro Castillo Terrones, según aclaró Amuruz. Para Ortiz sería para llegar a un “acuerdo” con el Poder Ejecutivo y quedarse todos.

¿LA TRAICIÓN?

Según esta versión, allí estaban Alejandro Soto (APP), Hernando Guerra García y Patricia Juárez, de Fuerza Popular, y el titular del Legislativo, José Williams. Después de deslizar palabras agrias como “esta infame cita de traidores”, Beto estampó lo que sigue: “Cuando debatan la confianza y se hagan los cojudos, y la hagan largaza con la suspensión (como lo hacen con Dina Boluarte), sabremos que la traición se pactó donde Rosselli Amuruz (…)”.

CUIDADO…

Por ejemplo, los “niños” y “niñas” oficiales y extraoficiales quieren censurar a José Williams si este no se allana a la cuestión de confianza. Según los “acuerdistas”, esto sería lo más salomónico para evitar más rencillas con el régimen. ¿O es que quieren ganar contratos con el Estado? Y todo por la “gobernabilidad”.

NUNCA DE RODILLAS

Alejandro Soto respondió a su manera al conductor de Willax. “A mí nadie me pone la agenda. Yo soy opositor de este gobierno incapaz. Nada ni nadie me hará claudicar así que dejemos las suspicacias y malas intenciones. Siempre de pie, nunca de rodillas”. La respuesta de Beto no se hizo esperar: “No me digas. ¿Qué hacías entonces hoy en esa precaria vivienda de Monterrico Norte? ¿Codeándote con los que sí ganan la MILLONADA con que tanto sueñas? Farsantes”.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.