EL VUELCO DE VANESSA TERKES
A+

El pasado sábado la hermosa Vanessa Terkes la rompió en las redes sociales poniendo una deliciosa foto donde mostraba un cambio radical en su look al que nos tiene acostumbrados: con lentes y un libro, Vanessa recomendaba el placer que trae la lectura. No hay nada que hacer que algo está influenciando en la bella dama que, como recordamos, lanza en su programa besitos a un afortunado “Juanito” que no sabemos aún quién es. Muy bien por la evolución hacia el mundo intelectual, Vanessa. Ya no estás para peloteros fracasados.

BARCO A LA DERIVA

“La campaña de Pedro Castillo parece ser un barco a la deriva”, se quejan los mismos seguidores y plumíferos del profesor chotano que lidera Perú Libre. A los desplantes continuos a los periodistas locales, a la Asociación de Prensa Extranjera, a un grupo de empresarios, se sumó su huida del debate en Santa Mónica con Keiko Fujimori que él mismo lo propuso.

A HUEVAZOS

Le regaló entonces la cancha a Keiko, de Fuerza Popular, quien hizo una gran manifestación en Chorrillos, distinta a la esmirriada de la Plaza Manco Cápac, donde el “lapicito” ni presentó su equipo de técnicos ni su plan de gobierno. Para salir del apuro se fue al complejo comercial de Gamarra, donde lo recibieron a huevazos. Y tomó las de Villadiego.

EXPECTORAR A CERRÓN

Desesperados, porque ven que se les puede ir la millonaria teta del Estado en consultorías, asesorías y publicidad de la que gozaron por 20 años, todos los opinólogos y chupes coinciden en que para salvar a Pedrito, el huidizo, no hay otra salida que expectorar de la segunda vuelta a Vladimir Cerrón, a quien consideran el causante de las desgracias de su ídolo San Pedro de Chota. De otra forma se pierde las elecciones, dicen.

VÍNCULOS INMANEJABLES

El analista y “notable” Fernando Tuesta Soldevilla señala afligido a un semanario local que una cosa es la primera vuelta, donde Castillo pasó desapercibido, y otra el balotaje, donde los reflectores lo enfocan a diario y descubren que sus vínculos con Cerrón son “inmanejables”, entre otras limitaciones de Don Pedrito que las presenta descarnadas.

CAPACIDAD POLÍTICA BAJA

Dice, por ejemplo, que propuestas clave como la asamblea constituyente carecen de precisiones en un contexto en que su plan de gobierno es “prestado y desactualizado” y que su habilidad política, “que no es la misma que en plano sindical, es baja”, y, por si fuera poco, “huidiza”. Ay, mamacita, si estos son los amigos, cómo serán los enemigos.

DESPINTADO

En resumen, nadie puede negar que la campaña de Keiko Fujimori va de menos a más, pero en honor a la verdad hasta ahora el crecimiento está sustentado en los errores (horrores dirían algunos) de la campaña de Pedro Castillo, repleta de actitudes pintorescas y desafíos ridículos que lo han despintado ante los ojos de la ciudadanía. No son pues méritos del equipo de Keiko sino deméritos del chotano.

GRANDES VUELCOS

Es por ello que es necesario pisar tierra y darse cuenta que, a tres semanas de las elecciones, nada está dicho. Que estos ojitos de periodista veterano han visto grandes vuelcos (Toledo en el 2011, Lourdes Flores en el 2006, la misma Keiko Fujimori en el 2016) básicamente por errores cometidos por los candidatos o sus allegados. Ojo: sus allegados…

A PREPARARSE

Por eso nos permitimos utilizar un término que el último sábado repetía Juan Sheput en entrevista con Milagros Leiva y Augusto Thorndike, la importancia del oficio político. No se puede dar puntada sin hilo ni ir a las entrevistas sin prepararse o, peor aún, sin medir las consecuencias de dichas acciones.

PASTO DE ODIADORES

Es así que el fin de semana vimos el debut del programa de Carla García entrevistando a Keiko Fujimori. Ante ello nos preguntamos: ¿Es que no hay quien piense en el fujimorismo que esa entrevista iba a ser un bocatto di cardinale para los troles y odiadores, emprendiéndoselas contra los padres de las protagonistas y recordando todo lo negativo que se pueda? Era obvio que esa entrevista iba a ser pasto de los odiadores. En fin. Después no se quejen.

LOS VICES

Cada vez queda más en claro que el Jurado Nacional de Elecciones tiene un comportamiento, digamos, irregular en lo que se refiere a estas elecciones. No solo fue blando con Don Lagarto sino que lo viene siendo con Pedro Castillo, facilitándoles las cosas para que supere sus debilidades. Una de ellas, la de sus vicepresidentes, que en debate con sus homólogos de Keiko Fujimori habrían sido apabullados.

NO HABRÁ DEBATE

Sin embargo el JNE señaló que este año no habrá debate entre vicepresidentes. Como si la sucesión presidencial no fuera un riesgo por la presencia de la covid. No les importó, en el Perú no pasa nada, el país no tiene derecho a saber cuál es la calidad y temple de quiénes pueden reemplazar a Keiko Fujimori o Pedro Castillo, según quien gane la elección. El que salta en un pie es pues Don Pedrito.

PESADILLA DEL LAGARTO

Seguramente enviado por el Comité Traición, y con el objetivo de dar pautas para atacar a Keiko Fujimori, se han reunido Daniel Salaverry y Pedro Castillo. Si uno analiza las declaraciones posteriores del gonfalonero de Martín Vizcarra, pues se nota que la reunión no tenía objetivos de fondo salvo evitar la victoria de Keiko Fujimori, lo que obviamente es la peor pesadilla del vacado Lagarto.