Elvia Barrios se alista para reemplazar a Jorge Salas Arenas

Al parecer nada cambiaría en el JNE.


“Camarada Coquito”, léase Jorge Salas Arenas, dicen que está feliz porque su sucesora en la presidencia del Jurado Nacional de Elecciones será nada menos que su amiga y protectora Elvia Barrios, ex titular de la Corte Suprema, aliada del lagarto Vizcarra, quien tuvo a una de sus hermanas en el Gabinete del susodicho.

Famosa doña Elvia por haber destinado la friolera de S/ 31,298.83 para reparar, se supone con toques de oro, su lujoso baño personal. De seguro que este tipo de exquisiteces supremas las llevará al citado jurado electoral para poner sus delicadas posaderas.

Operativo Benavides

La señora Inés Tello regresó a la JNJ solo para cumplir con su cometido de destituir a la suspendida fiscal de la Nación Patricia Benavides.

En este operativo, al margen de lo que se diga sobre Benavides, no hay debido proceso, menos aún antejuicio político por ser aforada, ni nada por el estilo. Simplemente decapitarla para consolidar el control del caviaraje en el Ministerio Público.

Las doctoras cachetadas

Así como hay una “doctora Cachetada” (Carmen González) en la psicología, hay una “Doctora Inés Tello” en el Derecho.

La primera hace sus diagnósticos a simple vista, cargados de un falso ideologismo; la segunda lo hace con objetivos preconcebidos por odios, no diríamos ideológicos, porque con seguridad la señora no conoce las grandes teorías del pensamiento moderno y postmoderno, sino por la defensa de intereses de clanes.

Gozan del dolor ajeno

Inés Tello se regodea en la tragedia ajena, al igual que el fiscal José Domingo Pérez, se detiene en el vejamen al adversario o al justiciable.

Esta conducta, que dicho sea de paso es un deporte de la psicología social peruana, es la misma que goza de las desgracia ajenas, como sucede en los estratos más bajos de la sociedad que se alimenta de ese tipo de informaciones que produce la prensa concentrada: por ejemplo, Rolex, Rolex, Rolex… Y agresiones como al Dr. Humberto Abanto.

Villena y Zanabria mudos

A propósito, pasaron más de 24 horas de la flagrante agresión física contra Humberto Abanto, y ni el supuesto fiscal de la Nación, Juan Villena, ni el comandante general de la Policía, Víctor Zanabria, han dicho esta boca es mía.

Parece que la ideología caviar puede más en estos funcionarios que cumplir con su labor de combatir a los delincuentes que, bajo un pretexto político, golpean personas con total impunidad.

Se zurran…

Volviendo al tema, nunca como en estos años los poderes públicos habían estado tan enfrentados en la República Democrática posterior al velasquismo.

Esta conducta se hace evidente desde que el caviaraje controla el Ministerio Público. Entonces, desde la Fiscalía, y en menor medida desde el PJ, se jaquea a otros poderes del Estado y se judicializa la política.

Ahora se zurran hasta en las sentencias del Tribunal Constitucional (TC)

Itinerario conocido

Este es grosso modo, el itinerario: Primero, en la era post Fujimori fue con los procuradores tipo José Ugaz; luego con Nadine Heredia en Palacio y en todo lado, y al final con el lagarto Vizcarra, que controla la Fiscalía, el Poder Judicial y crea la Junta Nacional de Justicia (JNJ).

Todos instrumentalizaron estos poderes, primero contra el fujimorismo, luego contra el aprismo hasta llevar al suicidio a su líder, Alan García, en el famoso caso Lava Jato, donde jugó un papel nefasto un sujeto llamado Gustavo Gorriti.

Y, obvio, contra el Congreso que no controlan.

A paso de tortuga

Si algún equilibrio se trató de restablecer, fue con el Nuevo Tribunal Constitucional en las famosas contiendas de competencia. Y en este momento hay varias en las gavetas del supremo intérprete de la Constitución.

Pero fuentes dignas de crédito señalan que la competencial entre el Congreso y el Poder Judicial, a raíz de la intromisión de un juez constitucional para restablecer en la JNJ a Inés Tello y Waldo Vásquez, camina a paso de tortuga.

Cuidado, Sr. Morales

¿Quiénes son los interesados en obstruir o poner cortapisas a la labor del TC? Obviamente la izquierda allí infiltrada. ¿Algo tendrá que ver el señor Heriberto Benítez que funde de penalista en dicha institución? Si el TC se hace el sueco, pasará a la historia de haber permitido que una JNJ lagartista inunde el sistema de justicia de caviares y más caviares, sobre todo los egresados de los cursos de adoctrinamiento de la ONG IDL.

Ojo. Ya sabemos qué sentido tendrá el caso Patricia Benavides. Cuidado señor Morales Saravia. ¿El virus del colaboracionismo avanza?

Lagartos en el MTC

Sarita Vílchez Castellanos ya no es más directora del Programa Nacional de Telecomunicaciones (PRONATEL), el cual había contratado a una empresa cercana a Martín Vizcarra.

Hace unas semanas, Panorama había revelado audios donde esta señora presionaba a la economista Mónica Vela justamente para que pague a sus favorecidos, sin importarle si se cumplían o no las famosas normas técnicas.

Todo se sabe

Hablando de caviarada, como ya sus tótems Gustavo Gorriti y Rosa María Palacios fueron desenmascarados, están promocionando nuevos rostros, pero sin éxito.

Beto Ortiz acaba de revelar que Adrián Sarria es nieto de la dueña de Radio Wari de Ayacucho, donde defienden al golpista Pedro Castillo, y daban tribuna hasta por gusto a Íber Maraví, exministro que estuvo relacionado con el terrorismo.

LO MEJOR DE POLÍTICA: 

Dina Boluarte: legisladores no confían en palabra de la presidenta en el caso Rolex

Wilfredo Oscorima, el wayki de los mil amores: obligaba a sus parejas sentimentales a tatuarse su nombre

Guillermo Bermejo: estos son los procedimientos que deberá ejercer el Congreso para que el izquierdista sea investigado por terrorista

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookXInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.