Alerta Informativa

Polidatos

En Moquegua y Omate la vida es más sabrosa

En Moquegua y Omate  la vida es más sabrosa
A+

No solo en Moquegua sino en una de sus provincias, Omate, la vida es más sabrosa para Gilia Ninfa Gutiérrez Ayala, la prefecta de Moquegua. Y es que en Omate no existe para la representante de Martín Vizcarra, ni cuarentena, ni distanciamiento social, ni barbijos ni nada por el estilo. Allí, en la misma casa de Gilia Ninfa, se arman las jaranas, como vemos en esta reveladora foto y video llegadas a esta sección pobre pero honrada.

CADA FIN DE SEMANA
El virus pandémico en la región Moquegua ahora sí que es un problema. Días atrás, desde la tierra del presidente Vizcarra, trajeron por vía aérea al gobernador regional, Zenón Cuevas Paré, infectado de coronavirus. Ahora, dicen, está en el Hospital Rebagliatti de esta capital. Esto, mientras la prefecta Gilia Ninfa Gutiérrez Ayala arma sus comilonas y fiestas cada fin de semana en estas tierras yungas omateñas del buen vino, rico pisco, chimbango y otros cócteles espirituosos de la zona.

ESCENAS LASCIVAS
Y estas reuniones “sociales” las arma doña Gilia nada menos que al frente de fiscalía de Omate, donde hay protección todo el día y toda la noche, a vista y paciencia de la policía, sin que interese mayormente la queja de los vecinos, a quienes intimidan con los “servicios secretos” del gobierno vizcarrista. En uno de los videos se ve a la prefecta en actitudes escandalosas y meneos obscenos.

OTRAS AUTORIDADES
No solo liban licor de un solo vaso, como es habitual en esas tierras, sin barbijos ni rubores, siendo caldo de cultivo para propagar el Covid, que ya es un bicho que ingresó a esos pueblos, sino que ahí van otros funcionarios, reprimidos por tantos meses, como el regidor Denis Mora, la funcionaria del Seguro Elisa Manzano, su hermana Katherine Gutiérrez Ayala, que al parecer trabaja en Provías, etc., etc…

BACANALES
También participa allí su primo hermano, un señor, por así decirlo, que en el video atiza el fuego de la reunión. Por así decirlo porque hace poco dicen que salió de una cárcel y se suma al torrente de cerveza que corre en dichas bacanales. No hay caso que Martín Vizcarra sabe escoger sus equipos de trabajo. No hay caso que su brazo derecho, Vicente Zeballos, también. Dios los cría, y ellos se juntan. Así es la vida en Moquegua, señores.

COMISIÓN DE FISCALIZACIÓN
En las antípodas de esa vida muelle y sensual del grupo mal llamado de “Los Moqueguanos”, porque no todos los moqueguanos tienen ese estilo de vida ni esas costumbres, veremos a Jesús Paredes Zegarra, presidente del Frente Anticorrupción de dicha región, que este martes 21 de julio ha sido invitado ante la Comisión de Fiscalización del Congreso.

AHÍ ESTAREMOS
¿Para que fue invitado Paredes? Para que exponga las “denuncias realizadas al señor Martín Vizcarra Cornejo, Presidente de la República, las cuales están siendo investigadas en el Ministerio Público”, según dice el escrito enviado por el titular de ese grupo de trabajo, Édgar Alarcón Tejada. Ahí estaremos. Cuidado, Vizcarra, el crujir de dientes ya empezó, ayer, en Arequipa. Sal de Palacio lo más antes que puedas.

GRACIAS “MENGELE” ZAMORA
Una vez más el Financial Times (Reino Unido) afirma que el Perú registra, durante la pandemia, un exceso de muertes del 149% respecto a años recientes. En otras palabras, es el más alto del mundo “superando largamente a España (56%), Chile (46%), Reino Unido (45%), Italia (44%) y Estados Unidos (23%)”. Gracias, Vizcarra. Gracias, “Mengele” Zamora.

¿QUÉ ESPERA MAZZETTI?
Claro que el Covid-19 tiene impacto directo e indirecto en aquella cifra aterradora, la misma que no está siendo incluida por los organismos oficiales del Perú. Para consuelo o desconsuelo de los adictos a Vizcarra y troles, que son cada vez menos en la capital, el excedente de cadáveres en Lima se eleva a 289%, lejos de los reportados en metrópolis como Nueva York, Madrid, Londres y Ciudad de México. ¿Qué espera Pilar Mazzetti” para revertir este asunto?

¿DEFENSA DE LA VIDA?
Tal vez por ello, ese señor llamado Walter Martos, ministro de Defensa, ya no habla de su muletilla de reiniciar las cuarentenas. ¿Al fin se dio cuenta que esa posición es repudiada no solo por la clase empresarial, porque seguiría lapidando la economía nacional, sino por los informales y por todo el pueblo que ya se cansó de tanto fracaso con el cuento de la ‘defensa de la vida’?

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Vea También

Relacionado