HILDEBRANDT SIGUE METIENDO LA PATA
A+

El que hasta hace poco fuera un vizcarrista cerril, César Hildebrandt, en el ocaso de su vida sigue metiendo la pata. Ahora ha escrito en su semanario que nuestra columnista Martha Meier M.Q. es accionista de EXPRESO. ¡Primicia chocherita que no la teníamos ni en esta casa editora! Para no seguir en plan de metete chismoso, le sugerimos que antes de escribir pavadas levante el teléfono y se comunique con nuestro director, Antonio Ramírez, quien sin duda le contestará y le aclarará sus enredos.

SE LLAMA ESTUQUIÑA

Son más de 130 hectáreas de un terreno fértil, con agua, o al menos canal en cabecera, que los hermanos Vizcarra se habían apropiado en Moquegua. Nos referimos al tremendo fundo de Estuquiña, cerca de la misma ciudad, por donde pasa el canal de la represa de Pasto Grande, con pista hasta el mismo lugar, unos terrenos listos para las mundialmente famosas paltas Hass o la uva de donde podría salir también el mejor pisco del mundo, tras los pasos del famoso Biondi.

AGROINDUSTRIAL ESTUQUIÑA

¿Por qué nos ocupamos de las tierras de Estuquiña? No solo porque los hermanos Vizcarra se apropiaron de las mismas, tras una discutida buena pro en que solo participó su empresa familiar Agroindustrial Esquiña porque el otro postor, una persona natural que era un trabajador del clan, desistió y dejó solos en la cancha a sus patrones, recuerda Jesús Paredes Zegarra, un moqueguano que conoce bien el tema.

CON PLATA DEL ESTADO

“Para elevar los precios de venta de lotes en ese fundo se hizo una pista hasta el mismo lugar, con plata del Gobierno Regional, para darle agua se desvió en unos 20 kilómetros el canal que baja de la represa de Pastogrande, o sea hasta el mismo fundo, también con plata del Estado; vendió grandes lotes con agua, sin cumplir hasta ahora con los compradores, que ni han logrado inscribir sus inmuebles en Registros Públicos. Tampoco tenían autorización de la autoridad del agua”, recuerda Paredes.

OTRA VEZ PASTO GRANDE

El muchacho Vizcarra, apenas egresado de la UNI, por influencias del padre asumió en Moquega la gerencia de Pasto Grande, dueña de estos terrenos con INADE. Y en conmina con un sujeto llamado Francisco Pizarro, hizo “la jugada maestra de compra de esas tierras, que prácticamente ya están vendidas en un 70 % y el restante se afirma que lo negociaron con la minera Angloamerican-Quellaveco. Es allí donde se construiría el campamento para los empleados de la transnacional”.

EXCLUYEN AL VACADO

¿A qué viene toda esta historia? Porque por no declarar esta empresa Agroindustrial Esquiña en la Declaración Jurada de Otros Ingresos, que no son sus remuneraciones ni otras rentas anuales por ejercicio profesional, el presidente vacado ha sido excluido por el Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima Centro 1 en su inscripción como candidato al Congreso en las elecciones generales 2021. Claro que tiene derecho a apelar la solicitud de exclusión presentada por la exlegisladora Yeni Vilcatoma.

SEGUÍA FUNCIONANDO

El JEE no se contentó, en este caso, con las explicaciones del fiscalizador de la declaración jurada del moqueguano. Argüía como argumento principal que, a diferencia de la constructora CyM Vizcarra, Agroindustrial Estuquiña “fue dado de baja en el año 2007”. Sí, fue dado de baja para efectos tributarios, es decir para no pagar impuestos, pero en los hechos siguió funcionando, como se probó cuando el JEE solicitó información a Registros Públicos y ahí encontró sus actividades del 2015.

INFORMACIÓN RELEVANTE

La mejor prueba fue un otorgamiento de poderes a Martincito y sus hermanos asentada en Sunarp. “Esta figura no es ajena a lo que se llama falsa declaración en procedimiento administrativo, que es delito”, afirma la experta en temas de contrataciones Mónica Yaya. “El Jurado encuentra lo que en derecho electoral llaman información relevante o adicional que debía consignarse en la declaración jurada, con mayor razón si lo había puesto en su declaración al dejar la Presidencia de la República”, añade.

TROLLS DE ALVA…

Hablando de Mónica Yaya, la batería de delincuentes que crean cuentas falsas a favor de personajes como María Antonieta Alva, están desatados. Ahora se mandaron con insultos de todo calibre contra la abogada que había puesto sobre el tapete que la “estrella de rock” había sido contratada para promocionar la iniciativa Covax, a la misma que había dado 76 millones de soles de nuestros impuestos cuando era ministra de Economía. Otros dicen 50 millones de dólares.

CABEZAZO CON ALAS

Mientras la Sunedu cree que basta con no darle licenciamiento a la Universidad Alas Peruanas, el rector, contralmirante José Jara Schenone, lleva varios meses sin pagarles a decenas de catedráticos. A los egresados no les tramitan bachilleratos ni licenciaturas, a pesar de que ya pagaron por estos conceptos. Mientras tanto, los empleados de confianza cobran sus sueldazos completitos.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.