Juliana Oxenford: La matona no permitirá que toquen a Gustavo Gorriti

Lo defiende a capa y espada.

La última. Juliana Oxenford es la última fuerza de choque del operador político Gorriti: “Le hechan (sic) la culpa de todo, hasta del eclipse solar. No me parece mal que le abran el secreto de las comunicaciones a Vela y Pérez, porque son funcionarios públicos, pero no al periodista de investigación”, reniega desde su refugio en YouTube.

“El Gringo” Colchado

Cual abogada defensora del “Gringo” Harvey Colchado (‘gringo’ porque ha sido formado en chuponeo por los agentes de EE.UU.), la fiscal Marita Barreto salió en su defensa afirmando que se asistía, en el caso de su engreído Harvey, jefe suspendido de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac), a una “venganza de la presidenta Dina Boluarte”. Ah, caramba.

PhD en chuponeo

Lo que pasa que este Colchado, hombre de los gringos y aplicado “escucha” por orden del cabecilla corruptor Vladimiro Montesinos en la Operación Chavín de Huántar, no es más que otro personaje sobrevalorado, vale decir otro falso valor como lo son, y la experiencia lo ha probado, los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez.

Las palomas

Si es hombre de los gringos “palomas” (no de los halcones), obviamente que esa policía política llamada Diviac, creada por Carlos Basombrío Iglesias cuando estaba al mando del Mininter, tiene que pertenecer a ese engranaje desde su nacimiento.

Por eso se ha dedicado a allanar domicilios solo a los enemigos de la caviarada por orden del Ministerio Público y de algunos jueces de baja ley.

El bobo PPK

La Diviac fue creada el 29 de agosto de 2016, es decir apenas a un mes de instalado el gobierno pepekausa, siendo ministro del Interior, reiteramos, este Basombrío Iglesias, y su viceministro y pinky Rubén Vargas Céspedes. Quien dio luz verde para la creación de esta policía política fue el bobo de PPK.

MÁS INFORMACIÓN: Gustavo Gorriti: así usaba la ‘tortura judicial’ para fines personales, contado por un exprocurador de Panamá

Sí, fue PPK, quien para todo era un tigre, en especial para levantar fondos para Odebrecht y otras empresas corruptas, pero no en temas de seguridad, que no era su negocio.

Al servicio del lagarto

Cría cuervos que te sacarán los ojos. ¿Verdad PPK? A fines de 2019 la Diviac, a tres años de fundada, ya tenía 800 agentes, siendo a todas luces el ente privilegiado en presupuesto y en cuadros operativos.

Ya ni el “Conejo” Martín González le hacía competencia y tal vez ni la Digimin. Eran años en que los caviares pusieron la Diviac al servicio del Lagarto Vizcarra.

El gran titiritero

En otras palabras, se hicieron cargo del trabajo sucio, y era además la cuota de poder de la gauche caviar en el gobierno corrupto de Martín Vizcarra, años en que el poder del moqueguano jugaba en pared con la Fiscalía de la Nación (¿verdad Zoraida Ávalos?), su brazo rompepuertas –la Diviac– y Gustavo Gorriti como el gran titiritero que dosificaba la información del caso “Los cuellos blancos del puerto” a la prensa concentrada, como veremos luego.

“Cuellos Blancos”

En realidad la operación “cuellos blancos” no era más que un caso que inflaron en forma desmedida para que la opinión pública y la fiscalía no centren su atención en el caso más grande de corrupción de la historia del Perú, el caso Lava Jato y Odebrecht, sino concentrar la fijación en los “cuellos blancos”.

De esa forma es que ayudaron a los mafiosos de Odebrecht, OAS, Queiroz Galvao, Camargo Correra, etc., etc., para estafar al Perú, como con el “acuerdo de colaboración eficaz” y las reparaciones civiles insultantes.

No rompió puertas a la mafia

En esas grandes megacasos, en especial Odebrecht y OAS, nunca vimos a la Diviac en plan de romper puertas de la señora Susana Villarán ni de su brazo derecho “Budián”; ni a Harvey Colchado hacerse el figuretti destrozando rejas, por ejemplo, del mafioso Jorge Barata, de Odebrecht, y de tanto mafioso como los de Graña Montero y otros consorciados del Club de la Construcción.

Chuponeo y dibujitos

Figuretti como él solo, no hay foto en el que no le guste aparecer. Engreído además del apparátchik caviar en el mismo Mininter, que le da los presupuestos que pide, por encima de lo que incluso los ministros diseñan o calculan.

Con todos esos recursos cualquiera tiene que dar algún tipo de resultados, aunque sea solo chuponeando y armando dibujitos sobre “organizaciones criminales”.

¿Ha rendido cuentas?

A todo esto, ¿ha rendido cuentas el “Gringo” Colchado ante Control Interno? ¿Sabe la Contraloría de las rendiciones de cuentas del susodicho? ¿La oficina de Recursos Humanos hace cumplir los plazos de rotación en las direcciones y organismos policiales? ¿O es que este Colchado simplemente, con su poder no cumple con el reglamento de la Institución?

Nunca allanó a Gorriti

La caviarada está que la defiende furiosa sobre todo en la concentración mediática. “Es el perro de la caviarada corrupta”, escriben en las redes sociales porque nunca los allanó en sus casos de corrupción, ni le rompió las puertas. Aparte de Susana Villarán y “Budián”, “nunca allanó el IDL.

Nunca allanó casa de fiscal JDP (José Domingo Pérez). Nunca allanó casa de fiscal Vela. Nunca allanó casa de Gorriti”. Plop.

LO MEJOR DE POLÍTICA: 

Pablo Sánchez: Patricia Chirinos denuncia a ex fiscal de la Nación por apoyo a Gustavo Gorriti y Martín Vizcarra

Pedido de Inés Tello para destituir a Patricia Benavides es una venganza política y un acto vergonzoso, señalan algunos parlamentarios

Nuevo asesor de Dina Boluarte es dirigente de APP: ¿Será la cuota política de César Acuña en el poder?

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookXInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.