La Fuerza Armada no se prestará a ninguna conjura anticonstitucional

  • Fecha Miércoles 11 de Septiembre del 2019
  • Fecha 12:40 am



Desde Tacna llegan versiones de movilización de tanques so pretexto de mantenimiento. En la Marina, como debe ser, hay una situación calma, mientras esa conciencia moral viviente, el almirante Jorge Montoya, ha desmentido que haya ruido de sables en curso. También hay calma en la FAP. Y se ha reafirmado en que la Fuerza Armada no se prestará a ninguna utilización política que colisione contra la Constitución.

“YO NO TE CONOZCO”

El general Manuel Gómez De la Torre estuvo internado por un problema de válvulas coronarias en la misma habitación que ocupaba el coronel Roa. La orden era que nadie entre, solo su ayudante. Un oficial retirado pasó por el lugar y reclamó a médicos y enfermeras sobre el privilegio. Gómez llamó con un ademán al reclamón para recriminarlo. Y este le dijo: “Yo no te conozco y tampoco he venido a visitarte a ti”. Casi le da infarto al general.

EL MANDIL ROSA…

Se hizo un barullo y al salir el ayudante uno de los allí presentes le dijo: “Dile a tu jefe que no sea tan mari… y trepón poniéndose mandil rosado; sólo le faltó rodilleras y guantes de gamuza para arrodillarse ante Vizcarra”. Esto sucedió días atrás, y lo publicamos porque refleja un peligroso deterioro de lo que sucede en la Fuerza Armada, en tiempos de la politización de Martín Vizcarra, quien es criticado por ir a los cuarteles en plan de proselitismo para adelantar las elecciones.

LAS SEÑORAS

Pero más preocupación que en los cuarteles militares hay en las casas de los oficiales y técnicos de la milicia. Las señoras, en mayoría absoluta, están en contra que sus esposos se metan en una aventura golpista. Y es que han escuchado hablar de la última Ley de Situación Militar de los Oficiales de las Fuerzas Armadas tiene como causales de retiro “participar en la ruptura del orden constitucional”.

¿QUÉ ES ESO?

Los abogados les han explicado que es una nueva causal de retiro en la que ya no solo se sanciona a los líderes sino a todos los militares que participen en cualquier asonada. La citada ley regula y determina, en el tiempo, la carrera del oficial, su situación administrativa militar o laboral en la institución, esto de acuerdo a las circunstancias que puedan presentarse durante su permanencia en filas. Ajá.

LA LEY HUMALA

Esta modificación a la ley 28359, dicen, la hizo el Gobierno de Ollanta Humala en el entendido que podía sufrir un golpe de Estado por parte de sus enemigos dentro de las FF.AA. Y en el cálculo de que esta causal, concatenada con el Código Militar Policial vigente, frenaría dichos intentos. Se asume que los participantes en cualquier aventura golpista serán denunciados ante la justicia Militar Policial para las sanciones penales y accesorias.

REBELIÓN: 25 AÑOS

De otra parte está el decreto legislativo Nº 1094,  Código Penal Militar Policial promulgado 31 agosto 2010, que en los delitos contra la seguridad interna  del país, señala en el Artículo 60, sobre Rebelión militar policial, que quien comete este tipo de delito “será sancionado con pena privativa de libertad no menor de quince ni mayor de veinticinco años y con la accesoria de inhabilitación…”

20 AÑOS DE CÁRCEL

Añade que está en grave delito “el militar o el policía que se levante en armas y en grupo para:  1. Aislar una parte del territorio de la República,  2. Alterar o afectar el régimen constitucional,  3. Sustraer de la obediencia del orden constitucional a un grupo o parte de las Fuerzas Armadas o de la Policía Nacional;  4. Impedir la formación, funcionamiento o renovación de instituciones fundamentales del Estado”.  “Si realiza dichas conductas empleando las armas que la Nación le confió para su defensa, la pena privativa de libertad será no menor de veinte años”.

DEGRADACIÓN Y EXPULSIÓN

El artículo 22 de dicha norma se refiere a la degradación. “Los delitos sancionados con pena privativa de libertad no menor de quince años, producirán la degradación del condenado, conforme a lo previsto en la parte de ejecución del (…) Código”.

El artículo 23, sobre efectos de la expulsión, ordena que “Los delitos sancionados con pena privativa de libertad no menor de diez años, producirán la expulsión del condenado”, expulsión que conlleva “la pérdida del grado militar o policial, la cancelación del despacho, de los honores correspondientes y de la prohibición de usar uniformes, divisas, medallas y condecoraciones”. Esto es solo parte de la legislación.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
Heresi dice que Galarreta tiene responsabilidad política por nombramientos irregulares

Heresi dice que Galarreta tiene responsabilidad política por nombramientos irregulares