“La hora roja” desenmascara al gobierno

Dos personajes que nos recuerdan a cierto profesor y a cierto médico comunistas protagonizan “La hora roja”, película que será estrenada hoy para la prensa, y en las próximas semanas a nivel nacional, como preparativo para la gran marcha del 5 de noviembre.

Policías encubiertos están a punto de atraparlos cuando van a explotar una bomba en el Congreso, pero reciben una llamada del más alto mando del Gobierno Peruano con la finalidad de cancelar todo. Todo en un plano de secuencia.

A ENTERRAR EL MUERTO

Como lo hemos dicho ayer, lo que tiene que hacer el Estado con ese muerto llamado Petroperú es la reestructuración de su deuda para luego vender o, mejor aún, liquidar o enterrar ese cadáver llamado Petroperú. En este escenario, vender todos sus activos, incluido ese oleoducto que está parado desde febrero de este año, si alguien lo quiere comprar. Luego liquidar a los trabajadores y al final cancelar a los bonistas.

ADIÓS, EMPRESA PARÁSITA

Porque es inexplicable que, incluso cuando funcionaba el oleoducto, resultaba más barato llevar el crudo en barcazas a Manoas, Brasil, y de allí dar la vuelta por el Atlántico para llegar hasta la refinería de Talara en el Pacífico. Y que, en nuevas condiciones, el oleoducto traiga agua a la costa para irrigar los desiertos por donde pasa. Y chau empresa parásita y nueva refinería de estafa que tuvo por padre a Humberto Campodónico, quien se larga con el rabo entre las piernas.

GRAVE ENCRUCIJADA

El Perú sufre las consecuencias de un gobierno infestado de corrupción y un Congreso que ante esta grave encrucijada no tiene sentido de urgencia. Mientras los parlamentarios se desviven colocando sus fotos en Instagram y Facebook, la corrupción marcha viento en popa. Y es que nadie la fiscaliza ni cuestiona. Menos en la semana de vacaciones, perdón, de representación.

SON PUES CHOTANOS

Y los parlamentarios de la acuñista APP siguen sin firmar la moción de vacancia. Si bien es cierto y hasta ya parece ridículo estar contando día a día cuántas firmas se van acumulando, claro que ayudaría que los parlamentarios se apresuren en firmar para, al menos, presentar el documento. Pero no es así. Parece que las promesas de César Acuña contra su paisano Pedro Castillo solo fueron por la campaña electoral.

CONGRESO PERDONAVIDAS

Hay quienes se alarman que parlamentarios del Bloque Magisterial -como el fronterizo Pasión Dávila-, hayan sido pillados con los contratos a sus familiares en varias dependencias del Estado. Desde proveedores hasta asesorías, pasando por puestos de confianza. De todo hay. Pero ¿de qué se asombran? ¿Acaso este Congreso no perdonó a Aníbal Torres, el mismo que llamara envidiosos a quienes denunciaban a sus familiares que se beneficiaban con el Gobierno?

¿ALÓ, TESORITO?

Algunos no se dan cuenta que en pocos días se ingresa a la recta final de la discusión del Presupuesto de la República, momento estelar para “Niños”, “Niñas” (¿Aló, Tesorito?), topos y ñiñatos. Todos esperan su tajada presupuestal, su obra favorita, maquillada de “necesidad del pueblo”. Allí un servil MEF será responsable de la repartija que generará obra inútil sin calidad en el gasto. Apostamos.

UNIDAD, SEÑORES

Nadie duda de la buena voluntad de los convocantes a la enésima marcha del 5 de noviembre contra Castillo y la “Chota nostra”, pero si insisten en alejar a los políticos con experiencia, después no se quejen de lo aburrido de los discursos y de la poca convocatoria. Unidad, señores. Pareciera que hay una plaga de figuretismo que es tan simplón que no quiere competencia y le tema a la experiencia.

YA VERÁN, PULPINES

Lo decimos porque es inaceptable que se lancen memes señalando que Jorge del Castillo, Lourdes Flores y ‘Vitocho’ García Belaunde asistirán a la marchita del 5 de noviembre, empezando a continuación una andanada de insultos contra los nombrados y, aquí lo peor, que salen los convocantes a “marcar distancia” de los mencionados como si fueran apestados. No entienden nada de la importancia de la experiencia en política. Ya verán.

CIEN “VAGONCIOS”

A pesar de que es sólo encargada de la Oficina de Comunicaciones del Congreso, Marlene Alburqueque está recomendando contratos como cancha. Si bien algunos colegas se han ganado con trabajo y experiencia su estabilidad laboral, hay otros que están entrando en plazas con mayores sueldos, cuando no se ha realizado un estudio de productividad, y menos si sus servicios son necesarios. Pero la pregunta más importante es: ¿Qué hacen en esa oficina mucho más de 100 “vagoncios”?

NO HAY CAMBIO

El juez superior Édgar Medina Salas continúa integrando la Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada. Un travieso duende nos hizo informar erróneamente en la edición de ayer, en otra sección, que había sido removido de dicho cargo. No había sido cierto.

SALA PENAL ESPECIAL

En adición a sus funciones jurisdiccionales, Medina Salas conforma también la Sala Penal Especial de dicha Corte Superior, que conoce procesos penales contra jueces especializados o mixtos, jueces de paz letrados y otros funcionarios señalados por la ley que hayan cometido delitos en el ejercicio de sus cargos.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.