MÁS VIRUS Y PÁNICO EN LA CORTE SUPREMA
A+

El coronavirus sigue causando estragos en la Suprema Corte. Una resolución del 16 de julio cursada por la Primera Sala Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema ha resuelto autorizar la suspensión del trabajo presencial de su personal por 14 días y que realicen trabajo remoto. Esto porque un servidor de Secretaría y otro de Mesa de Partes han dado positivo frente al bicho maldito. Bueno, pues, hay pánico.

ESPOSO DE VOCAL SUPREMA

Cuando esta sección pobre pero honrada mete sus narices en las resoluciones administrativas y judiciales, encuentra cada caso que ya, a veces, produce risa. Por ejemplo, el de una resolución de Sala del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) que resuelve inhabilitar al esposo de la vocal suprema Elvia Barrios, Víctor Laca Rivadeneira, por cinco meses en su derecho a participar en procesos de selección para contratar con el Estado.

HIJITO DE CHÁVARRY

Oiga, Don Víctor, ¿no sabe que hay una ley, que puede parecer absurda, pero que prohíbe a familiares directos de altos funcionarios contratar con el sector público? Pero no solo él. El hijo del ex fiscal de la Nación Pedro Chávarry, Jean Carlo Chávarry, tiene el mismo problema. Está también inhabilitado por una figura similar.

OTRO CASO SUPREMO

La hija de la correcta vocal suprema Ana María Aranda, titular de la Primera Sala Constitucional y Social de la Suprema, Leslie Mayorga Aranda, está en el mismo embrollo. La han suspendido por cuatro meses en OSCE. Y así, podríamos seguir. Pero no queremos agriar a nadie su fin de semana. Vayan y diviértanse, que Vizcarra ya ha dicho que no habrá más cuarentenas.

¿Y PABLO SÁNCHEZ?

Ah, un momentito. Nos olvidamos de quienes tienen corona. ¿Se acuerdan del hijito del “Api” Pablo Sánchez Velarde, ex fiscal de la Nación? Obvio, microbios. Nos referimos a Diego Sánchez Zambrano. ¿Se acuerdan de cómo es que fue recomendado para trabajar en el JNE y de los pitos que armaba este chico? Je, je, je. Pero a ellos no les pasa nada. Y es que esa Junta Nacional de Justicia vizcarrista es muy “selectiva” en sus “investigaciones”.

DERECHO AL PATALEO

Nuestra izquierda vizcarrista de pronto se estremece al ver que ha perdido poder en el gabinete por culpa de quien hasta hace poco era su adorado antiaprista y anti-fuji, Pedro Cateriano. En su derecho al pataleo tal vez deberán releer ‘El Manifiesto…’ del viejo Marx quien en alguna parte de este texto afirma que todo lo que es sólido se evapora en sus nuevos tiempos.

PARÁSITOS

¿La izquierda del Frente Amplio y del cura Arana, con varios ministerios, esperaba lealtades sólidas de Martín Vizcarra? Todo se evapora en el aire. Vizcarra solo es un adicto al poder, nada más. Por lo demás, con los únicos que trabajará Cateriano, aparte de la derecha, será con sus amigos caviares, que por cierto no son de izquierda, sino una manga de parásitos del Estado. ¿Verdad moraditos?

A DESTRABAR CONGA, TÍA MARIA…

Pero aun así, al fin van entendiendo algo, al menos los zurditos de La República: que la minería puede ser la carta de salvación, o por lo menos del inicio de la reactivación en tiempos de pandemia. A destrabar entonces todos los proyectos que están listos, desde Conga en el norte hasta Tía María en el sur. A ver pues, queremos ver qué tan eficiente es el nuevo titular de Energía y Minas, Rafael Belaunde Llosa. Adelante, señor, parafraseando a su abuelo Fernando.

SIN ROQUE

En predios apristas están desesperados por presentar un candidato al 2021 que les jale votos, y por lo menos puedan pasar la valla para evitar –allí sí– quedarse sin registro en el Jurado Nacional de Elecciones. Algunos propusieron a Roque Benavides, pero ya el empresario minero aclaró que él no postulará.

ESAS JUNTAS

A pesar de eso, los “compañeros” siguen intentando reorganizarse. Lo malo es que han convocado a Luis Molero Coca, exfuncionario de confianza nada más y nada menos que de Susana Villarán en la Municipalidad de Lima. Fue su gerente de Promoción de la Inversión Privada, y también asesor de Antalsis, la empresa española que hacía negocios turbios con Martín Belaunde Lossio.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.