Mechita tiene que escuchar muchas quejas



Nuestra engreída “Mechita” Aráoz tiene que escuchar muchas quejas, sobre todo temas de género y no sabemos qué exquisiteces más. Los pedidos de ‘Techito’ Bruce y de Alberto de Belaunde, a quienes se suma Gino Costa, dicen que son desmedidos. Cuenta, Mechita, qué exigen esos muchachos.

AMPAY COMPLOTINES

Es gracioso que el proyecto de ley del Ejecutivo para intervenir la Fiscalía se basa en todo lo que ha venido arguyendo la prensa concentrada en su campaña contra el fiscal Pedro Chávarry. Pero el tiro les ha salido por la culata. Tanto que hasta Vizcarra se ha puesto en plan de plañidera negando todo.

MAMOTRETO

Los que han elaborado el mamotreto de los complotines de Palacio no han sabido ni poner bien los números correctos del informe de los “cuellos blancos” dirigido por la fiscal Sandra Castro Castillo a su jefe Pablo Sánchez. Ponen “Informe Nº 01-15-2018-FN-MP”, cuando su número es 05 y no 15. Los señores de un estudio ya conocido, que trabajó con Odebrecht, y tal vez los de Proética, no pueden ser tan ligeros. Ya dan risa.

JERGA ABOGADIL

Tampoco pueden llegar a conclusiones de que Chávarry y otros fiscales supremos tenían por finalidad controlar las más altas autoridades del Poder Judicial y el Ministerio Público sobre la base de una “presunta lógica de control”. No se pasen. Son burdos. Aunque de las jergas abogadiles ya todo se puede esperar. Hasta liberar a Aduviri.

APEPO MALCRIADO

Ayer preguntamos a César Vásquez (APP) si de verdad consideraba que el informe Sheput contra Pedro Chávarry demostraba violaciones constitucionales que llevaran a la destitución e inhabilitación del fiscal de la Nación. El apepo se puso furioso. “El fujimorismo ha blindado al fiscal”, gritaba fuera de sí. Tranquilo, jugadorcito. ¿Qué tiene que ver la periodista de EXPRESO con el fujimorismo?

LA ESCRIBIDORA

Tras la detención de Keiko Fujimori, la zurda de los cuatro suyos, Verónika Mendoza, se ha preguntado si por fin la Justicia empieza a medir a todos con la misma vara sin importar el cargo, la billetera o el apellido.  Ojalá, dijo esperanzada. ‏La respuesta de José Barba no tardó: “No preguntes por quién doblan las campanas… también tocan por ti, la inolvidable escribidora en las agendas de la corrupción”. Auch. Eso duele.

CONFLICTO FRATERNAL

A raíz de las denuncias en torno al manejo de Agrobanco, en el Congreso de la República habrían detectado un evidente conflicto de intereses: Mercedes Auqui Cáceres –representante en su momento de Fonafe tanto en la Junta de Accionistas de Cofide como de Agrobanco– es la hermana del entonces y actual Intendente de Microfinanzas de la SBS Martin Auqui Cáceres, jefe directo de Eliana León, intendente a cargo de supervisar Agrobanco. Esto podría explicar lo sucedido en la institución financiera, que había acumulado a junio una cartera pesada superior a los S/ 800 millones. Los funcionarios de la SBS Auqui y Leon (aún inexplicablemente en sus cargos) habrían sido más que benévolos en el tratamiento de una situación de deterioro evidente en la cartera de Agrobanco, como resultado de la politización de la institución durante el Gobierno de Humala.

¿NUEVO ACUERDO?

Resulta curioso ver a Mauricio Mulder (Apra) tan cercano al presidente de la Comisión de Transportes y Comunicaciones, Wuilian Monterola (FP). ¿Será que el aprista busca convencer al fujimorista para tener respaldo en ese grupo de trabajo cuando presente una nueva ley sobre la publicidad del Estado en los medios? Habrá que esperar para ver novedades.

TODO ERA AMOR

Ayer en los pasadizos del Congreso sorprendió bastante ver a un grupo de parlamentarios de forma demasiado fraternal y amigable. Eran Leyla Chihuán (FP), Víctor García Belaunde (AP) y Carlos Bruce (PpK), quienes en una actitud bastante fraternal se dieron un abrazo grupal. Todo era amor. Algo bastante raro, considerando que son rivales políticos. Parece que muchas de las discrepancias y encuentros que se dan en el Pleno a veces son para la cámara.

 









Top
“No descarto la posibilidad de pedir asilo político”

“No descarto la posibilidad de pedir asilo político”