Préstame, pues, ya estoy en modo Chihuán



Es una conversación entre dos de nuestras fujiengreídas: Úrsula Letona y Leyla Chihuán.  ¿Qué le pide la morocha a su colega de bancada? “Ya pues, Úrsula, préstame 10 ‘lucas’ porque no me alcanza para nada mi último sueldo”. Plop. ¿Qué cosa? ¿Será cierto?

EL ROBIN HOOD…

Después de leer algunos materiales enviados a este diario desde Moquegua, da risa que ciertos medios presenten a Martín Vizcarra como el abanderado de la lucha anticorrupción, el Robin Hood que acabará con los ‘cacos’, por ejemplo,  de las consorciadas peruanas de Odebrecht. Y es que Martincito había tenido un rosario de anticuchos en su tierra y también a una violenta jefa de su portátil, la rojeta Cristala Constantinides, su compinche en el “Moqueguazo”.

EL ARIETE

Son los mismos medios que socaban a diario al fiscal de la Nación Pedro Chávarry porque ha puesto en la mira dos casos que son de vida o muerte para la gran corrupción: el de Odebrecht y Chinchero. Y utilizan como ariete fiscal a Domingo Pérez, elevado a la categoría de “héroe” por socavar a diario la autoridad de su jefe Chávarry, pero cuya labor de zapa no solo es de insubordinación sino además de desnaturalizar el escándalo Odebrecht desarrollándolo solo en su arista fujimorista.

CHINCHERO

Esta conducta corrosiva contra la Fiscalía es apoyada abiertamente no solo desde Palacio sino desde el oficialismo congresal, que ahora quiere dar un golpe en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, amén que desde el editorial del diario decano en la defensa de Odebrecht apoya la insubordinación de Pérez ante Chávarry con el cuento de su libertad de opinión, esto ante el anuncio de su cambio en el caso Chinchero. Ja, ja, ja. Qué buena.

LA PARODIA FRANCESA

Estos no son hijos de Gramsci, por ser demasiado ignorantes hasta en Derecho constitucional, sino apenas la parodia de los hijos del Mayo francés de 1968. Aquellos que nos gritaban que la autoridad estaba muerta, que las buenas maneras y el respeto al superior habían terminado. La mentalidad allí insuflada –nos lo hizo recordar Sarkozy en su momento–, se basaba en la idea relativista de que ya todo era igual: lo verdadero y lo falso, lo bello y lo feo, o que el alumno valía tanto como el maestro, o que el tinterillo politizado está al mismo nivel del jurista.

DERECHA DESCLASADA

Es la misma izquierda hipócrita y oenegera que en el Perú corroe a las autoridades que no son de su credo, en alianza con su prensa adicta y una derecha corrupta y desclasada, como la de PpK, que –la verdad sea dicha–  ha preferido las indemnizaciones millonarias a los terroristas y el blanqueo de estos, por ejemplo, los de El Frontón, en contra de los marinos. Tanto que su denuncia por rematarlos en un nuevo juicio, por obra del TC, duerme el sueño de los justos en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.

EL GUSTO POR EL PODER

“Esa izquierda está en la política, en los medios de comunicación, en la economía. Le ha tomado el gusto al poder”, decía Sarkozy. Ahí están, con el fiscal Pérez, los que atizan el odio entre las colectividades políticas, a las que quieren meter en el corsé de “organizaciones criminales”, en especial al Apra y a Fuerza Popular. Es la misma que a diario mete el odio a la familia, a la sociedad, a la religión (por eso odian a cardenal Cipriani) y a la nación. Es, como cierto civilismo del siglo XIX, la que le hace el trabajo sucio a la derecha desclasada y cobarde, de la que ha tomado distancia en forma valiente Roque Benavides de Confiep.

COCTELES FALLIDOS 

PPK nació el 3 de octubre de 1938. Y con motivo de sus 80 años pensaba hacer un cóctel en la calle Choquehuanca. Como no pudo hacerlo, el ágape fue postergado para el martes que pasó. Para ese día se vio un cargamento de gin London e insumos para martini, los tragos preferidos de PPK, al mejor estilo de la reina inglesa.  Hasta se pensaba que Mario Vargas Llosa podía asistir al cumpleaños retardado, pero no, se fue a Arequipa con su filipina y dicen que solo concederá una entrevista a Rosa María Palacios. Plop.









Top
El banco de PPK en el negociado

El banco de PPK en el negociado