Proselitismo político en prefectura de Lambayeque

La prefecta regional de Lambayeque Luisa Irma Verona de Quevedo se contradijo al decir que la institución que dirige no estaba haciendo actos proselitistas, pese a que dentro de la conferencia de prensa organizada por la prefectura había un cartel con el logo del oficialista Perú Libre.

Según el artículo 6 inciso C del decreto supremo N° 199-2020-PCM sobre la neutralidad de los funcionarios está prohibido permitir, autorizar, ceder o facilitar el ingreso de organizaciones políticas o terceras personas hacer uso de infraestructura pública para actividades de proselitismo político.

NO FUE FELIZ DÍA

Millones de padres han celebrado su día trabajando, claro, siempre con el calor de la familia, de los hijos, de los amigos. Los peruanos no estamos para muchos festejos, tal como van las cosas. Es cierto, como decía Manuel González Prada, en su oda a Grau, un pueblo que prohijó a un Grau, a un Bolognesi, a un Cáceres (hay que incluir al ‘Brujo de los Andes’), no está degenerado o totalmente perdido. En la familia por lo general gana la felicidad, no así en el clima político y la crisis económica que nos agobiará cada vez más.

¿MINISTRO BUKELISTA?

Vayamos por partes y cucharadas a partir de la inseguridad que a diario nos ataca. En su desesperación por aferrarse al cargo, Dimitri Senmache viene promocionando el modelo de seguridad pública aplicado en El Salvador por el populista mandatario Nayib Bukele de mano dura a la delincuencia. ¿No es que estamos en un gobierno de izquierda o bien zurda perulibrista? Lo que hace en el ego por un fajín ministerial.

¿BUKELISTA O FIGURETTI?

Dimitri, Dimitri, para nadie es un secreto tu afán protagónico en el Ministerio del Interior. Tu ego y un apetito de poder se labró cuando te desempeñaste como jefe de Gabinete de Asesores del exministro rojete Avelino Guillén, donde disfrutabas de las mieles y boato del poder mientras cursabas una Maestría en el CAEN. Y cuando recibías, de vez en cuando, bajito al oído, los consejos que te daba tu mentor Gino Costa, un parásito del Estado que ha vivido 20 años con el cuento de la seguridad ciudadana.

DELINCUENTILLOS

Algo parecido a los muchachos de la ONG caviar IDL que se pasan muchos años pontificando y dándoselas de los poderes morales de un país cada vez menos referencial y cada vez más tragicómico, al extremo de tratar de erigir de “héroes” a dos “delincuentillos” que alguien, que no es de la Policía, los mandó a mejor vida en las movilizaciones contra Merino de Lama.

OTRO BERMEJO

A esa camada pontificadora pertenece el abogado de los “tucos” y del mismo IDL, Carlos Rivera, el mismo que se corrió del debate -en RPP- con el abogado Wilbert Medina precisamente sobre la acusación contra Merino. Este Rivera es la prolongación de otro que se corre del debate de ideas, Guillermo Bermejo, quien apenas escucha el nombre de Lucas Ghersi y el tema de la asamblea constituyente, entra en trompo.

Y EL OTRO LUKACS

Por eso mismo es que nadie quiere debatir, ni en Twitter, con ese otro aparato ideológico llamado Miklos Lukacs, menos aún sobre temas del humanismo, la filosofía de hoy y el avance tecnológico, o el mero debate de las ideas políticas en este cruce de épocas que vive la humanidad y en que el globalismo se impone.

REGRESISMO GLOBALISTA

«Para la agenda arcoíris las diferencias entre ‘derecha’ e ‘izquierda’ son totalmente irrelevantes. La región fue, es y seguirá siendo gobernada por malnacidos serviles al regresismo globalista. Petro [quien fue elegido presidente de Colombia] es solo su último cacique, garantía absoluta de ‘no tendrás nada y serás feliz’», escribe Lukacs. Uffff.

FALTA DE AUTORIDAD

Nuestro subdesarrollo intelectual también abarca la falta de autoridad. Eso lo podemos ver incluso en los ministerios más pequeños hasta en el mismo Palacio, donde se dice que manda un señor llamado Pedro Castillo Terrones. Si tomamos algún ministerio al azar, por ejemplo Agricultura, nos daremos con la sorpresa de que el buen académico Andrés Alencastre tiene que estar mandando ‘memos’ para cambiar a personal de confianza. ¿Qué cosa? Está bien el cuidado de formas, pero no tanto.

“A MÍ NADIE ME SACA”

Con el añadido de que algunos jefes no solo no le hacen caso sino, por poner dos programas, la Autoridad Nacional de Agua y Agroideas, sus directores responden que a ellos nadie los cambia, ni menos los saca porque su trato ha sido directamente con Palacio o con Castillo Terrones. Qué tales vanidosos. Ese es el rollo en varias reparticiones públicas, típica no tanto de caviares como de gente ligada a los lagartos de la tríada Martin Vizcarra, Daniel Salaverry y Montenegro Chavesta.